miércoles, 9 de diciembre de 2015

Ascensión al Pico Malacara ( 2268mts)




" No siento miedo cuando estoy en las montañas. Por el contrario siento como mis hombros se yerguen, se ensanchan mis pulmones. Como los pájaros cuando extienden las alas disfruto de la libertad y de la altitud." Anatoli Bukreev.

Lunes por la mañana. Después de pasar un par de días maravillosos con amigos en Villanúa, de relax y recargar pilas decidimos no bajarnos de vacío de las montañas que amamos e iniciar la temporada con esta ascensión sencilla, rápida y porque no decirlo, sin porteo. La nieve se echa en falta en nuestro querido Pirineo, quizá sea el cambio climático, aunque muchos se nieguen a verlo, o se resistan a cambiar ni el más mínimo de sus hábitos para contaminar algo menos. 
Elegimos esta subida por la orientación, casi siempre soleada y por la duración de la misma. Hemos visto los días anteriores como está la nieve, dura por las mañanas y en las umbrías y primavera donde pega el sol hasta las 16h más o menos que comienzan los rehielos. Aún así necesitaremos cuchillas en un par de ocasiones.
Como dicen en otras páginas imprescindibles cuchillas y piolet, al menos, si vaís a hacer algún pico. Hay placas de hielo, nieve dura y las caídas son peligrosas si no nos podemos frenar de alguna manera. 
La ascensión en sí se puede hacer en 1h 30´ - 2h a ritmo tranquilísimo. Así que con lo que nos gusta dormir ya podéis suponer que mucho mucho no hemos madrugado. Desayunamos tranquilamente, preparamos unos buenos bocatas de salchichón... En resumen, hora de comienzo las 13h.
Salimos desde el estacionamiento de la estación de esquí de Astún. Siempre con extremo cuidado porque estamos en pistas, más por nosotros que por la gente que baja. Por un lateral en fila, cruzando en zonas de visibilidad, uno a uno y siempre que podemos por fuera de ellas. Hay que ser respetuosos, pero nos merecemos por lo tanto el mismo respeto. Son actividades complementarias no antagónicas.


No voy a entrar en el debate sobre de quién es el terreno que pisas, si al ser público alguien debe respetar las servidumbres de paso y los senderos tradicionales... Eso es derecho civil y no es el foro adecuado. Pero creo que hay sitio para todos. Somos los primeros que intentamos transitar lo menos posible por donde a otros les gusta disfrutar bajando (nosotros entre ellos cuando toca).
Subida por el camino del fondo del barranco de Astun hasta el embudo donde se juntan casi todas las  pistas. Luego un poco más por un ladito y enseguida cogemos a la derecha por fuera de pistas. Un par de resbalones y ponemos cuchillas, que luego quitaremos en el camino de arriba que baja de truchas. Vemos un tubo que sube hacia el collado de Astún y probamos a subir por ahí. Isabel pone cuchillas otra vez, yo consigo subir sin ellas. Estamos disfrutando ya de lo lindo. El sol ha transformado la nieve pero amenaza con irse tras unas nubes. La nieve se endurece muy muy rápido a la sombra a estas horas. Afrontamos la última pala hacia el collado de Astún donde la huella está ya congelada. Ponemos cuchillas que no quitaremos hasta arriba. Viento en altura.


El Midi, Peygeret, Anayet... mirador de privilegio. Impresionante como está el valle de Houer y la bajada para volver luego por el collado de los Monjes. Pero es un poco tarde. Aquí arriba es todo hielo y nieve muy muy dura. Cuchillas y piolet mínimo reitero. No hemos cogido los piolos así que renunciamos a la cima a escasos 50 mts, mejor no arriesgar en la bajada.
Momento de darse la vuelta, y disfrutar de un maravilloso y ansiado descenso hasta el coche. La nieve primavera en su punto. Buscando los giros fáciles y disfrutamos como enanos. Los primeros de la temporada. Descenso a la marcha pero lamentablemente rápido. Queremos más, pero no hay tiempo. Son las 15.15h y estamos abajo del todo. Es hora de recoger y volver a la civilización.


Recemos todos porque caiga algo de nieve proximamente porque con estas temperaturas no sabemos cuanto aguantarán las condiciones. Como hemos disfrutado de este pequeño descanso del mundo. Ahora a centrarnos en otras cosas hasta la siguiente aventura. Isabel no tenía aún el mono de nieve como yo... pero ya ha caído. Comienza una temporada esperemos fantástica.


Nos vemos por ahí arriba más pronto que tarde.

lunes, 16 de noviembre de 2015

Balcones del Anayet (350 mts, D+, V+)

Anayet 2545 mts.
"Mucho más que una disciplina para el cuerpo, el alpinismo es un lujo para el espíritu y un recurso para el alma". Georges Sonnier

La vida corre, es estresante y no te deja tiempo para nada. Tic Tac Tic Tac. Las obligaciones del día a día, el ansia por hacer las cosas bien, por convertir tu casa en un hogar, trabajo y más trabajo. Necesitamos un respiro, un hueco para nosotros, para intentar, aunque sea por un breve momento no pensar. La nada. Ser nosotros, ser felices, simplemente vivir el presente.
El clima, muy a nuestro pesar y para pesar del planeta está cambiando por culpa del ser humano. Demasiado calor y demasiados buenos partes meteorológicos consecutivos. Eso se traduce en falta de nieve para estas fechas en altura. Aún estamos a tiempo de hacer una buena ascensión en el pirineo. Le tenemos ganas a los Balcones del Anayet. Otra manera diferente de subir a esta cima principal a la cual estamos muy unidos por una causa o por otra. Me cojo un día de fiesta en el trabajo y subimos hacia nuestra base de operaciones, Tramacastilla de Tena. Cena maravillosa con nuestros amigos, Alex, Elena y Sherpa www.anayetvertical.com y a dormir que mañana espera un día intenso.

La vía en cuestión, abierta por Julio Benedé y Luis Royo en 2010 (www.senderolimite.blogspot.com) , recorre de una manera ingeniosa la impresionante pared sur buscando las debilidades del en apariencia inexpugnable muro, pero a su vez intentando buscar la calidad de la roca en este murallón a tramos tan descompuesto. Todo ello con un grado muy amable. Nos apetecía mucho desde hace tiempo, pero la verdad es que da un poco de pereza las dos horas de aproximación, a las que hay que sumar la escalada. Pero sobre todo el tener que madrugar y llegar hasta allí con los cacharros. 


La aproximación es sencilla y tienes dos opciones para hacerla. O dejar el coche en el aparcamiento de Portalet, subir posteriormente al collado de canal roya, coger la senda que llega hasta la ferrata bajo los ibones y subir hasta la base de la pared. Mucha sombra por la mañana para días frescos. O dejando el coche en el aparcamiento del corral de las mulas, nos chupamos un poco de carretera hasta la estación de Anayet de Formigal y subimos por el barranco de Culivillas siguiendo la GR 11 hasta los ibones y de ahí al pie de vía. La aproximación ya es una bonita excursión en sí, y aunque hace frío, poco a poco con el pateo, y el sol entramos en calor. Bonitas estampas de nuestro seco Pirineo. Colores ocres, marrones y grises. Maravillosa postal del Balaitus, Frondiellas, Infiernos, Garmo y compañía. Como siempre disfrutamos del camino y de estar en la montaña.

Saliendo de la Cabaña de las mulas.
Foto desde los ibones de Anayet
Son las 10.45h cuando llegamos a pie de vía, no esperábamos encontrar a nadie por estas fechas, pero en 5 minutos se llena la pared con tres cordadas más, increíble. Y más para las fechas en las que estamos. Hace un día de muerte, incluso llegaremos a escalar algún tramo en manga corta. Y menos mal que por una vez no somos los más perezosos del valle. Unos chicos que han dormido en los ibones nos comentan que por la noche han estado a -4ºC, y suponemos que les ha debido dar cosa salir del saco en cuanto ha salido el sol y les ha calentado un poco con lo a gusto que se estaría. No se les ve muy sueltos y forman dos cordadas. Sólo los veremos ahí ya que enseguida los dejaremos muy muy atrás. Unos Vascos completan el cuarteto en la muralla. No sabemos si empezaron o se cansaron de esperar. Entre unas cosas y otras empezamos a escalar a las 11h. Todo preparado, incluso los nuevos Walkies que nos hemos comprado para hablar de reunión en reunión. todo un inventazo para no andar gritando como gorilas toda la mañana.

La pared Sur.
Y comienza el juego, Isabel empieza y yo me pido el triedro, lo demás como vaya saliendo.

L1: 30 mts V-. Largo vertical de roca descompuesta. Salirse de la vía y tirar cosas es todo uno. Tiene tendencia a ir a la derecha. Isabel se embarcó un poco y tuvo que jugársela en travesía con el  último seguro a 5 metros por debajo y con la pared deshaciendose en sus manos. Sencillo largo que te hace entrar en calor, más por el peligro que por la dificultad. Un par de piedras vuelan hacia los que estamos abajo. Casco imprescindible como siempre. Pero esta vez más si cabe.

L2+L3: 45 mts IV+. Largo sencillo la primera parte, con roca todavía suelta, pero algo mejor que en el primero. Después de la primera reunión vamos hacia la derecha a coger una canal herbosa y sin complicación hasta la reunión con tres parabolts en un nicho cómodo. Es de agradecer lo cómodas que son todas las reuniones. Estos dos largos me los tiro yo.

L4+L5: 50 mts V+. El archifamoso triedro. Roca de buena calidad y movimientos de equilibrio. Un paso de V+, lo demás más sencillo. El truco (el canto) está escondido, o si te gustan las regletas pequeñitas y los pasos de baile no necesitas buscar esa ayuda con forma de canto. Lo resuelvo rápidamente y me tiro el siguiente también. Sube por la canal recto, no buscar todavía la salida a la izquierda. Algo descompuesta aún, pero carente de dificultades. Isabel me pregunta nada más sacar el paso si es gorila o de bailarina. Le respondo y como no puede ser de otra manera lo resuelve de forma mucho mucho más elegante que yo. Está claro que aunque no sea una gran amante del ballet clásico, le agradan más esos paso que los de los simios peludos. Nos juntamos en la reunión. Ya estamos disfrutando de lo lindo y hace rato que hemos dejado a las siguientes cordadas muy abajo.

Saliendo del largo 5º
L6: 35mts V-. Para mi el largo más bonito de la vía. Preciosa travesía a izquierdas, sobre roca buena pero con algún bloque suelto, cuidado. Para posteriormente montarnos en las placas de la arista que nos va a llevar a la cima. Muy estético y con unas fotos preciosas sin duda. Otra vez los walkies salvadores ayudan mucho en la tarea. El sol nos baña de nuevo con su agradable calor, aunque ya no podremos estar en camiseta, se nota la altitud.

Preciosa foto a contraluz. Nos montamos en la arista.
L7: 35 mts IV. Largo de correr por la pared. Las vistas son preciosas y la dificultad muy baja. La roca es bastante buena y en breves minutos me planto en la siguiente reunión dispuesto a tomar más fotos geniales del día inolvidable que estamos pasando. Si cabe Isabel sube más rápido que yo hasta la reunión.

Placas con ambiente.
L8: 40 mts IV. Otro largo de disfrutar, con tendencia a la izquierda. Lajas y bloques. Agujeros y regletas. Multiples opciones y un sólo objetivo. Disfrutar. Isabel vuela y aunque se hace un pequeño lío al chapar cuerdas alternativas, motivo por el cual la cuerda le roza mucho, llega sin ningún problema a la reunión. Eso hace el largo más divertido, sobre todo para el que está cómodamente asegurando descalzo y no teniendo que tirar de las cuerdas.

L9- L10- L11: 70 mts. V-. Decidimos empalmar dos largos que se hacen fáciles y se escala bien. Así que me cojo todos los cacharros y tiro para arriba. Primer largo con salida a la izquierda bajo un techo y diedro bonito para superarlo. Sigo un poco y me salto la primera reunión. Pasos fáciles por placa y una pequeña superación. No me doy cuenta de como lo hago pero me salgo de la vía por tirar recto y continúo hasta la siguiente chapa que veo a la derecha. Me acabo de montar en la arista y veo la ruta normal y gente que sube andando. Le pregunto a Isabel que cuanto me queda de cuerda, y me dice que 3 metros. Sigo un poco más que veo un pico de roca con una cinta y un puente roca para montar un reunión. Avanzo con las cuerdas que aunque chapadas lo mejor que he podido tiran mucho mucho. 1 metro y aún me queda hasta donde he visto para montar la reunión. Isabel tiene que salir en ensamble, se me hace un poco raro pero en unos metros más monto la reunión. Isabel continúa avanzando. Me coloco lo mejor que puedo y recojo tranquilamente la cuerda hasta que llega. Me comenta que me he saltado algunos seguros. Me coloco para asegurarla y oigo algo que rebota por la pared. Me giro... una zapatilla igualita que las que llevo colgada del arnés. Un calcetín se para a un metros nuestros. La zapatilla sigue, otro salto, otro salto... se para... no, otro salto... el cortado se acerca. Oh Oh... Salto base de 300 mts de la zapatilla voladora. Isabel baja a por el calcetín mientras le aseguro. Nada podemos hacer desde aquí. Seguimos escalando.

L12: 40 mts IV. Paseo por la arista, algún paso aislado pero una escalada disfrutona con la roca mucho mejor de lo que se podría esperar. Se oye gente arriba. Isabel a los pocos metros me dice que hay una reunión. Que raro. Sigue escalando y me dice que cree que es el último largo. Eso quiere decir que me he saltado una reunión y ni me he dado cuenta. jajajajajajaja. Un pequeño esfuerzo y me recupera. Estamos al final de la vía y a escasos metros de nuestro objetivo.

Arista final.
Y por fin CIMA!!! Hay cuatro personas arriba que se hacen una foto con nosotros para salir en una con los "profesionales", jajajaja si ellos supieran que somos unos patanes. Otra vez en lo más alto del Anayet. Isabel ha subido ya dos veces y ninguna por la normal. A ver si este invierno nos hacemos el corredor de los Franceses también y rematamos jajajajajaja aunque de momento ya me ha dicho que no. El tiempo total de la vía, con perdida de zapatilla y recuperación del calcetín 3h 15´. Buen tiempo para ir disfrutando del paisaje y tomando preciosas fotos. 
Si lo que buscas es una vía continua y con largos duros y mantenidos en roca compacta, este no es tu terreno de juego. Los balcones es un itinerario para disfrutarlo, largo a largo. Empaparse de la roca, del ambiente, de lo emblemático del pico, de la soledad de la reunión, de lo espectacular de la panorámica, de nuestro pirineo en estado puro. Imprescindible por estas cosas pero no por el grado.

Selfie en la cima.
Y ahora haciendo honor a nuestro blog, "la aventura es mi reino", toca bajar del Anayet con un zapatilla. Va a ser toda una aventura. Me pongo los calcetines y un gato a modo de pantunfla. Isabel comienza el descenso delante mío, a ver si con suerte encontramos algo a los pies del pico. Sorprendentemente no me deja atrás en la canal. Nos asomamos al cortado y no está a la vista. Es probable que haya volado los 300 mts??. Pasamos las cadenas y llegamos a la zona de piedra roja. Voy bajando como puedo, poco a poco. Antes del collado ya me deja atrás. Hemos adelantado gente bajando!! Sigo descendiendo y veo a Isabel ya en la pedrera buscando. Me dice por el walkie que va a subir hasta donde cree que ha caído en la pedrera. Al poco rato grito de alegría!! Ha aparecido!! Alex te has salvado de un paseo hasta aquí arriba. Zapatilla recuperada y entera! Ahora a bajar felizmente hasta el coche. Esta vez elegimos el sendero de la Glera y acabamos por la pista hasta abajo. 

Ha sido un placer de día desde el comienzo hasta el final. De premio en el apartamento nos dejan ducharnos y nos tomamos un café con leche y un trozo de panettone. Coche, carretera y a casa de mis padres donde una suculenta tortilla de patata pone fin a una jornada para enmarcar. La repetiremos con alguien seguro. Es una vía de esas a la que puedes llevar a algún amigo en buena forma para que viva la aventura de su vida en un entorno salvaje pero controlado a la vez. 

Panorámica impresionante, Balaitus e Infiernos dominan la estampa
Nos vemos por ahí arriba, más pronto que tarde espero. A ver si un día nos cruzamos con alguien y nos saludamos que nos haría ilusioncilla. 

viernes, 13 de noviembre de 2015

Barranco de Ordiso y Barranco del Furco


"Las montañas no juegan malas pasadas. Están ahí, inmóviles". B.Barcot.

Muchos amigos me dicen que quieren hacer un "barranquito" así que pronpongo una buena aventura para todos los que se quieran venir. Al final como siempre mucha boca pero poco valor y sólo se apunta Jorge. Mi sobrino se viene también, que se apunta a un bombardeo siempre que le llevemos. Planteamos una bonita combinación para hacer en la época de estiaje, el Ordiso y el Furco. Uno de ellos de relativo nivel y el otro un disfrute para hacer en cualquier época del año. Hasta en invierno.
Hora de salida temprano, tenemos que subir hasta el camping de Bujaruelo y luego remontar por el cauce del Ara hasta el salto del Pich. 
Llegamos pronto y nos tomamos un café con leche para entrar en calor y poner el cuerpo a tono. Un saludo al guarda, nos conocemos ya de unos años atrás, y a preparar todo el material. El día luce radiante y el caudal no esta bajo, pero tampoco demasiado alto. La otra vez que lo hice iba menos cargado. La aproximación bonita y disfrutona y nos reímos y disfrutamos de este entorno tan familiar, ya van unas cuantas veces que pasamos por aquí en los últimos años.


Nos sigue gente con guía y en la cascada hay otros preparándose. Los adelantamos y nos equipamos en el cauce, pero nos vuelven a pasar. Los cogemos en el salto de entrada, una brutal gorga de lo más bonito de la zona. Salto limpio que te templa y te dispara la adrenalina. El grupo guiado va saltando pero hay dos que no se atreven, Muy amables los guías nos dejan pasar puesto que nosotros vamos a saltarlo todo lo que se pueda. Y detrás de uno otro, grito de por medio. Sin palabras, me encanta esta entrada y el agua está bien fresquita.
Garganta abierta al principio con unos colores preciosos. Saltos de todas las alturas, muchos evitables y alguno equipado para rapelar. Disfrutamos salto a salto, zonas preciosas. No vemos a nadie por delante ni por detras. Disfrutamos como siempre y los ratos al sol ayudan a templarse.
Llegamos a la zona conflictiva, estrecho con caudal donde tengo que montar un pasamanos y zona rebufada que no me gusta. No recuerdo si te tragaba o te echaba. Pasamos al otro lado de la corriente y salto donde creo que puede ser más seguro. Error. Una piedra me espera en la recepción y me tuerzo el tobillo de forma bastante dolorosa. Les indico donde saltar, el rebufo te echa para afuera. Duele. Duele mucho.


Avanzamos un poco más y voy protegiendo. Duele bastante. Paro saco el botiquín y me venda Isabel el tobillo con tensoplas y me tomo un antiinflamatorio. Espero que con esto puedo aguantar todo lo que queda. Ya véis, tengo un esguince y no llamo a la guardia civil. Han pasado más de dos meses y todavía me colea. No es que sea sobrehumano. Es que llevo un botiquín, y tenemos unos mínimos conocimientos de primeros auxilios. Algo que deberíamos tener todos. Pero esos somos nosotros.
Siguiente obstaculo, el dado y ese salto obligado. La dificultad consiste en acercarse al borde para saltar. Pasillo estrecho y con caudal. El pasamanos esta vez esta montado pero en muy mal estado. Así que pasamos con cuidado hasta el canto y asegurados van colocandose uno a uno y saltando. Salto guapo, estéticamente y fácil de realizar. Imprescindible por el rebufo.
Aunque queda algún salto más y un último rápel, antes saltable pero con troncos en el cauce el día que lo hicimos. Mejor no arriesgar. El tobillo duele pero se puede soportar. Acabamos con buenas risas y paseo de vuelta al refugio de Bujaruelo.


Es hora de comer y de descansar un poco. El siguiente objetivo el barranco del Furco. Barranco más que conocido, y aunque llevo dolor lo podemos realizar tranquilamente. Acceso cómodo, rápeles encadenados bonitos, pasillos, tobogán, salto, rápel final y al coche. Risas y disfrute. Este barranco es radicalmente diferente al anterior, con paredes de Flysh y zonas más encajonadas. Barranco muy sencillo y perfecto para redondear un día de actividad.


Ha sido un verdadero placer disfrutar de la jornada con mi sobrino y con Jorge, compañero de trabajo y por supuesto contigo peque!. Ha sido de enmarcar, aún con el pequeño percance. Pero el deber nos llama y tenemos que volver a casa. Cada día una aventura nueva, cada día mejor que el anterior.


Informaciones de los barrancos en las siguientes páginas...
http://www.barranquismo.net/paginas/barrancos/garganta_de_ordiso.htm
http://www.barranquismo.net/paginas/barrancos/barranco_del_furco.htm

Un saludo y nos vemos por ahí arriba.

viernes, 16 de octubre de 2015

Escalada en Cienfuens. Directa Osborne (200 mts, ED, 6b).


" La ciencia no nos ha enseñado aún si la locura es o no lo más sublime de la inteligencia". Edgar Alan Poe

Y aquí estamos, con más ganas de escalar que de respirar y con un compañero de lujo que me ofrece poder acompañarle en esta difícil (para mí desde luego) empresa. Cuando uno recibe un mensaje de un tío que se ha subido este verano la Norte de Eiger, el Espolón Walker  a las Grandes Jorasses y ha abierto una vía nueva junto a la Innominata en el Montblanc, quien puede decir que no?. Estoy hablando de Chema Galve ( de vuelta al estilo rustico ), un gran alpinista y mejor persona. Con quien las buenas escaladas y las risas están más que garantizadas. Desde el Naranjo hace 3 años no coincidimos en una cordada y ya era hora.
A mi me encantaría ir a Ordesa, y ese era el plan original con Diego Bartolo ( Encadenar o volar ) y con Chema. Yo de turista de lujo. Pero Diego tiene nuevos planes (eres un cacas Bartolari) y se va a darle a una vía a años luz de mi nivel. Así que me dejo hacer, soy una facilona. Decide llevarme a Cienfuens, y darle una oportunidad a la segunda vía más fácil del sector, la Directa Osborne. Vía semiequipada y donde vamos a tener que pelear cada metro.

Croquis de Juan Korkuera 
La tarde anterior ya estoy nervioso perdido. Estoy dispuesto hacerme yo los largos impares pero conforme va avanzando el día y voy leyendo reseñas me lo voy pensando mejor. De tal forma que antes de echarme a dormir he decidido que si Chema quiere, le dejo los dos primeros y el cuarto jejejejeje.

Suena la alarma y salto como un resorte, hemos quedado a las 7.30 am con todo preparado. Desayuno un vaso de café con leche y una magdalena con chocolate. Lo pongo porque es casi lo único que comeremos hasta las 21h. Cojo todo y recojo a Chema y al coche rumbo a Huesca y hacia el Monrepos. Tomamos dirección Sabayés y al salto de Roldán. Seguiremos la pista a ratos mejor, a ratos peor hasta el refugio de Montañeros de Aragón junto al embalse de Belsúe. No tiene pierde y llegamos a la primera. Bajamos del coche y por dios que frío!!. Y yo en mallas piratas. Me iba a venir con una camiseta de tirantes, menos mal que cogí una sudadera.


El acceso a pie de pared además de bonito es sencillo, bajamos a la pista y luego hay unos mojones que te llevan a pie de vía siempre por la base del murallón. Yo miro para arriba y voy ya cagao. Esto es muy muy vertical, de hecho extraploma toda la pared al principio. Desde abajo puedes ver prácticamente la salida. Y eso es muy malo, o muy bueno según lo fuerte que estés.
Paramos antes de empezar, a comer algo de fruta. Un platano y una manzana entre dos. Vamooooss que lo tiramos de cantidad. Miro para arriba y lo tengo claro, me veo motivado, Chema eres el más grande y el largo es tuyo. A la vez que tomo esta meditada y alocada decisión algo se mueve en mi tripa, madre como llevamos el cagómetro. Acabo la faena y me higienizo con la cascara de plátano, Isabel no está esta vez con su Klinex... Os puedo decir que es suave al tacto jajajajajajaja. Y después de la pausa escatológica comienza el juego.



L1: 15 mts. 6b. Aunque en algunas reseñas os ponga 6a+, personalmente no estoy de acuerdo por lo que nos costó. De hecho si lees esto Korkuerica ya que nos llevamos tu croquis, en la entrada de la Mamba Negra le das 6b, así que ni tú estas de acuerdo con tu grado jejejeje. Eso es porque estabas muy fuerte. No puede ser que tenga el mismo grado que el siguiente largo cuando en este sudamos tinta y el siguiente salió bastante bien. Fisura con dos parabolts y extraplomada que hace al cuerpo entrar en calor rápidamente. Chema se lo curra metiendo cacharros entre medio. Ni él lo fuerza en libre, ni yo de segundo puedo. Tengo que acerar como una perra. Y para acabar travesía a derechas. Un placer de segundo. Llego con la boca más seca que una zapatilla pero con una sonrisa en la cara. Esto promete y mucho. Trago de agua, sólo hemos traído un litro oh oh.



L2: 40 mts. 6a+. Otro largazo para el pequeño de los Galve que lo escala poco a poco. Avanza con tranquilidad y sube a su marcha hasta que lo dejo de ver. Que calor hace al solete. Sigue arreando hacia arriba, hasta que me dice que se le quedan solo tres chismes y que no lo ve. Así que monta reunión en un clavo y la refuerza con dos friends y un fisurero. Estamos en el último diedro. El largo consiste en una bonita fisura limpia completamente que ciertamente le puedes meter todo lo que quieras hasta donde me espera. Buena roca y bonitos movimientos. En 20´ me planto a su lado en la reunión. Este largo si lo he disfrutado mucho y llego muy bien arriba. Cambiamos los chismes y sigue subiendo primero por dentro del diedro, luego sale a la derecha y la travesía hasta la reunión. Le sigo, salgo bien del diedro, pero en la travesía sufro. Sufro mucho y más cuando se me va una piedra y me quedo de los brazos. No encuentro bien los pasos, puede ser que me subiera muy arriba. Aún así llego, que no es poco, pero con la adrenalina a fuego . Largo muy bonito pero que se hace ganar. Al salir del diedro mi cinta para reunión con los dos mosquetones decide esperarnos a pie de vía y regalarnos una hora más de pateo cuando volvamos al coche... estos materiales modernos siempre mirando por nuestra salud y bienestar.


L3: 40 mts. V/V+. Esta claro que he llegado mejor de lo que creía del largo anterior porque la cabeza me funciona por fin. Cojo yo los cacharros y comienzo el lío. Entrada fácil y hacia la chimenea. Me meto desde el principio  por el diedro, grave error. Aunque hay algún seguro, puente roca y un parabolt, en la entrada de la chimenea la maleza se ha comido la vía. Una especie de higuera o algo así tapa todo. Tengo que trepar entre las ramas y otro árbol un poco más arriba impide mucho mucho la progresión. Chema me dice que si voy bien y le digo que sí, pero que me está costando pasar por la maleza. Una vez que nos metemos en la chimenea la cosa cambia. Ambiente claustrofóbico pero se escala bien y se asegura fácil. Salida muy muy estrecha. Te puedes encajar sin manos ni pies y reptar como un lagarto. Parabolt de salida para evitar el roce y reunión muy cómoda en repisa.


L4: 25 mts. 6a. Otra vez coge Chema el mando, que para eso es el máquina. Entrada al largo curiosa, mete un friend para evitar el factor 2 y picar suelo de paso. El seguro está algo alto. Desde el parabolt lo quita por si acaso luego le hacen falta. Así que el acerete quedará para mejor ocasión. Sigue escalando poco a poco y a penas mete nada en el largo. Lo escala en libre y se le intuye disfrutar. Largo bonito de placa donde meter cosas no va mal. Salgo yo, escalo rápido y bien, pero le pido que me lleve al punto, me noto flojo. Avanzo poco a poco hasta que hago una combinación de movimentos que acabo en un lance a lo que parecía un cuerno... pero era romo y caigo. Como se ríe el cabron jajajajaja. A partir de ese momento me arrastro por la pared y tengo que descansar dos o tres veces colgado cual jamón al sol.

L5: 35 mts. V. He llegado con las pilas muy justitas y Chema se ofrece a hacer el largo, que grande eres. Me tocaba a mi y ahora en casa me arrepiento de no haberlo tirado, pero allí jadeando como una rata no me apetecía en lo más mínimo. Largo sin complicaciones y donde los seguros que tiene sobran, la verdad. Es íntegramente asegurable. Entrada con buenos agarres y chimenea más amplia con un pequeño resalte de buena protección. Sale sólo y disfrutamos mucho. Llego a la reunión y echo la mano en todo el zarzal! Ole que rico. Sigue estando ahí, no se ha ido. Avisado estaba en la reseña. Cambiamos las cosas. Nos echamos el último microtrago de agua. Estamos bastante secos. Poca agua y poca comida para dos.

L6: 40 mts. IV+. Ya recuperado sobre todo de cabeza cojo yo todo el material y tiro para arriba. La entrada la aseguro con un friendo del 4 jejejejeje que ganas tenía de meterlo y poco más arriba meto el del 3. Ligero como una pluma voy escalando disfrutando a cada paso. Tanto disfruto que no veo ni el clavo y voy metiendo cosas cada cierto tiempo. Formaciones curiosas de roca. Sigo en mi salsa, como se nota el grado y que se acaba ya. La parte final suelta y delicada pero sencilla. Reunión con un sólo parabolt, a reforzar con el friendo rojo por si acaso. Sube Chema y superabrazo de cima!


Cienfuens, donde escalan los mayores. Y yo todavía voy en pañales. Nunca había hecho una vía de esta dificultad cacharreando y se nota. La cabeza no funciona igual. Y la cabeza en la escalada lo es todo. Pero sinceramente ha sido una gozada en todos los sentidos. Porque lidiar con nuestros demonios es parte de la escalada y es algo que debemos de saber disfrutar cuando ya ha pasado. Y lo he disfrutado mucho. Mi más sincero agradecimiento al pequeño de los Galve que me ha llevado otra vez de la mano por un sitio donde hace unos años sólo me atrevía a soñar. Gran Alpinista, gran amigo y mejor persona. Chamonix nos espera!

El descenso un dolor absoluto en mallas piratas, espinos y biercol, un gozo para la piel. En media hora un poco más en el coche. Luego la pateadica de charrada y a casa a cenar todos juntos las maravillosas y sublimes albóndigas de mi peque!. Como nos cuidas y sé que te come la envidia por tener que haberte quedado trabajando.


Nos vemos por ahí arriba, mejor pronto que tarde.

jueves, 1 de octubre de 2015

Barranco de Bitet y barranco de Soussoueou


" El pueblo, el fuego y el agua no pueden ser domados nunca ". Focílides.

Día de barrancos de los de verdad. Ya toca remojarse un poco las posaderas. Primer objetivo del día el Barranco de Bitet inferior. Uno de los descensos con mayúsculas del pirineo. Hemos dormido en Tramacastilla y quedado con Paco y su cuñado en Escarrilla. Desayunamos otra vez, que se espera la mañana fría y vamos rumbo a la entrada. De camino en Francia hacemos la parada de rigor en la presa para ver si hay suelta de agua. Hoy esta libre.
La mañana no ha amanecido muy clara y de momento en Francia el sol no hace por asomar. Dejamos nuestro coche en la salida del barranco y vemos el caudal aquí abajo. Marca justito rozando lo negro, pero se puede descender. Subimos todos con la furgoneta hasta la entrada del barranco. La pista es un poco feota pero este año se puede subir bien. El come come va por dentro, va a ser emocionante con esta caudal.


Nos equipamos arriba. Aquí el agua marca en el medidor nivel negro. En principio estaría prohibido. Es por poco, y no es un barranco desconocido, así que decidimos meternos y disfrutar de la dificultad. Es una decisión consensuada y meditada de acuerdo con nuestro nivel, nuestras condiciones físicas, experiencia y equipación. El riesgo lo asumimos nosotros a sabiendas de las consecuencias.


Entrada desde la roca, salto y badina con mucha fuerza que si no lo haces bien se te lleva al fondo. Salta Paco, yo monto una reunión en un tronco y lo aseguro. Las pasa canutas para salir del caudal. Ciertamente esta peleón pero ya está en la reunión. Uno de los químicos está inutilizado por los golpes del caudal. Isabel y el cuñado salto guiado, sin problemas. Yo desmonto y Paco me recoge. Sin problemas también. Impresionante entrada! Este barranco enamora. Hay una alternativa de rapel desde una árbol que te lleva hasta abajo, nunca la hemos hecho y no os puedo informar.
Lo siguiente un rápel (Tobogán he leído pero nunca lo he hecho) alejado del caudal y de recepción cómoda. Después de esta entrada todo parece sencillo. Seguimos avanzando y disfrutando de las bellas imágenes que nos deja en la retina este maravilloso recorrido. Un pasamanos resbaladizo con salto al rebufo, marmitas y pasos. Risas y fotos. Es un barranco digno de ser realizado. Técnico y estético. Nunca he podido ponerle un pero. Seguramente la compañía siempre ha sido maravillosa. Esta vez mejor si cabe.


Llegamos a la parte dura, el pasamanos que hay que montar para evitar el caudal. Esta vez monta Paco, y me toca a mi recoger. Isabel y el hermano de la otra Isabel pasan sin problemas. Yo necesito un estribo para recuperar un mosquetón, pero sin problemas también. Como disfrutamos. Un poco más de diversión y sale el sol que nos reviene un poco.
Nos acercamos a la zona de prohibición de paso, mucho riesgo de caída de troncos. Salimos a la carretera y un poco, luego volvemos a bajar por una zona muy marcada. Entramos en la parte más bonita. Los oscuros y el rápel volado de 30 mts que cae a la cascada. Excepcional bajada y sensación. Recepción buena. Rapelamos todos tranquilamente y recogemos cuerdas. Siguiente problema un salto difícil de posicionarse con tanto caudal. Hay que saltar desde un tronco encajado en el cauce pero el agua lo dificulta mucho. Al final uno a uno lo salvamos sin problemas.


El resto del barranco zonas de disfrutar y ninguna dificultad aparente. Ha sido brutal! De los que hacen afición y enganchan. Todos lo hemos gestionado con nota alta. Salimos eufóricos. Comida y a por el siguiente, que el día es corto y las ganas son muchas.


El Soussoueou, o como todos le llamamos el SúSú, es un barranco radicalmente diferente. Un aquapark muy explotado por las compañias pero muy divertido. Hay que mirar de bajada con el coche si van a hacer suelta de aguar en la presa cerca de la carretera. Una vez tomado el desvío subimos por una pista un buen rato y llegamos a una zona de picnic donde dejar los turismos. La aproximación no llega a una hora por un sendero bien marcado hasta un puente, y el barranco si no repetimos toboganes no llega a 1h30´, un buen complemento para la jornada.
Toboganes y más toboganes, algún salto y algún rápel obligado. Solo hay que disfrutar. En este barranco está uno de los famosos rompetibias (como el del Llech). No sabría deciros donde está, una buena técnica en la colocación de los pies creo que evita ese problema. Lo he hecho dos veces y nunca he tenido problemas. Gran barranco para disfrutar y completar una maravillosa jornada.


Mis consejos. Apúntate a un curso o aprende con gente que sepa de verdad. No sobreestimes las posibilidades del grupo ni subestimes los riesgos del barranco. El que marca en nivel es el menos experto y el que menos en forma está. Aprende a renunciar, en la misma zona seguro que tienes otros barrancos con mejores condiciones. Y disfruta!.



Un saludo y nos vemos por ahí arriba.

miércoles, 16 de septiembre de 2015

Ascensión Picos del Infierno (3073, 3082 y 3076 mts) y Arnales ( 3002 mts)


" Quien ha escuchado alguna vez la voz de las Montañas nunca la podrá olvidar". Proverbio Tibetano.

Ha pasado una semana exacta del Trail Valle de Tena y nos hemos tomado unos merecidos días de descanso, sólo un poco de bicicleta y un día de rocódromo esta semana. Este finde tenemos la agenda llena de actividades. Por una parte tengo una despedida de soltero, a la cual no iba a ir, pero un rato si pudiera si que me gustaría estar con mi compañero de trabajo y amigo. Luego de allí marcharemos directos al Balneario de Panticosa para subir a hacer noche al hotelito de Bachimaña.

Esta vez somos cuatro para la labor. Sara, David, Isabel y yo. Nombres muy bíblicos. Tenemos que equipar casi de arriba a abajo a Sara, va a ser su primera ascensión seria y va a pasar de excursionista de Ibón, a montañera. Así que nos proponemos quitarle el disfraz de coronel Tapioca y cambiarselo por un look más técnico. El objetivo ya lo habéis leído, los picos del Infierno.
Este macizo de más de tresmil metros es reconocible desde cualquier parte del pirineo por su inconfundible marmolera. Silueta preciosa, cumbres altas y muchas ganas de subirlo. Aunque lo he intentado en varias ocasiones, siempre en invierno, debido al mal tiempo y a las malas condiciones de la nieve  me he quedado a muy poco de la cima. Llevándome de premio unas congelaciones una vez y otra ni eso. Son como unos picos que están ahí, asequibles y cerca y siempre los vas dejando por otros planes. Pero esta vez va a ser la definitiva.
Todo listo en Zaragoza, llego un poco tarde pero en buenas condiciones jejejejeje. Subimos hacia el balneario, preparamos las cosas y rumbo hacia el refugio. Terreno más que conocido para algunos, en este último mes es la tercera vez que pasamos por aquí. Eso sí, por una vez no vamos corriendo.
Sara es prima de Isabel, y vive en Bélgica. Es la que más está disfrutando con los paisajes tan hermosos que nos regalan nuestras cercanas montañas. Mi sobrino David también está pasándolo genial, cada día más orgullosos de él.





La subida por la GR, sin problemas, los planos del Bozuelo, la cuesta del Fraile. Nos cruzamos con bastante gente de bajada, nadie de subida. Anochece en la montaña, pero hemos subido a buen ritmo y llegamos con luz todavía al refugio. Gente majísima, siempre atenta y amable. Está lleno y sirviendo cenas. Nosotros traemos nuestros bocatas de casa. Está vez el servicio de intendencia ha funcionado a pleno rendimiento. Risas y unos tragos de pacharán. Partida de guiñote, colacao y a la cama. La habitación la compartimos con unos chicos que se levantarán bien temprano. Isabel y yo pasamos buena noche, los otros dos menos. Se nota la costumbre.
Otra de las veces que subí recién estrenado el refugio le dejé una nota a la que es ahora mi mujer, diciéndole por primera vez que la quería, aunque no se lo había dicho en persona. Y ya por fin después de unos años lo ha podido leer. Porque habíamos pasado unas cuantas veces por la puerta pero nunca nos habíamos acordado de mirarlo.
Diana a las 6.45h. El día va a ser largo, pero esta vez no vale la pena madrugar demasiado. Desayunamos abajo, caliente y en abundancia. Nos preparamos y salimos rumbo a los ibones azules. Seguimos la GR en todo momento hasta el collado del infierno. Qué diferente pasar por aquí tranquilamente al día de la carrera. Hacemos muchas fotos y paramos en cada enclave digno de observar. Que preciosa es la cara norte de los infiernos. Dan ganas de venir un día a darle caña a ese corredor en invierno.




Collado del infierno, cómodos y tranquilos. Nos encontramos una perra perdida, Adidas de nombre, había un cartel en el refugio. Se había perdido ayer. Está temerosa, pero con unos trozos de pan y algo de tortilla de patatas conseguimos convencerla. Le ponemos un cordino que nos dejan unos muchachos que van de camino a Respomuso, y ofrecen a llevarsela y dar ellos el aviso. Almorzamos un poco y aparece Jorge G.D de la meteo que viene, otra vez en el mismo sitio que en la carrera. Está repitiendo lo que no pudo hacer en su día. Un saludo y suerte. Nosotros esta vez nos desviamos hacia el Garmo Blanco.
Unos señores van por delante y se hacen la cresta hasta la cima. Nosotros decidimos buscar el paso a mitad de ladera. Al final hicimos integramente la cresta que viene del ibón de Tebarray porque hay demasiado mojones que te confunden. No hubo mayor problema pero un poco más expuesto. Las vistas de la marmolera cuando llegas al otro lado son increibles. Subimos de nuevo al sendero marcado, aunque yo me empeño en ver mojones por todos los sitios y subo por la marmolera jajajajaja. Sorprendentemente agarra que da gusto. Sendero marcado y aero, pero precioso y más seguro de lo que parece desde lejos.


Sales a un colladete final, el Garmo Negro aparece en toda su magnificencia y ya solo nos quedará una leve trepadilla. Es un tresmil y no los regalan. Sara va alucinando de la belleza de la ruta. Se ven tantos ibones que casi no se pueden contar. Es un regalo para los sentidos. Hay otras cimas que no ofrecen tanto hasta que llegas arriba. Esta creo que se merece ser ascendida sólo por lo bonito del trayecto.
Pequeña trepada, hasta la primera cima sin mayor problema, el Infierno Occidental (3073 mts). Primer tresmil del día y de su vida para Sara... Mi sobrino ya va por 4. Nosotros no lo sé. Pero tampoco importa. Hubo una época en que me dedicaba a coleccionar tresmiles, supongo que todos hemos pasado por ese momento. Pero pasó hace años. Prefiero hacer lo que me inspira y por donde me inspira, que coleccionar números y cifras. Aunque quizá dentro de un tiempo cambie de idea y vuelva a la lista jejejejeje. CIMA!!!


Las vistas son espectaculares de todo el entorno, desde Collarada, Pala de Ip, Telera, Escarra, Bisaurín, Midi d´Ossau, Midi du Bigorre, Palas, Balaitus y Frondiellas, el macizo del Vignemale con su marmolada, Cara Norte del Taillón (tapizada de nieve!), Perdido y Cilindro, Astazus insinuando el corredor Swan... El Garmo, Algas y Argualas... Infinidad de montañas y de nombres, de valles y de ibones; Bramatueros, Azules, Bachimaña, Tebarray, Ibones de Pondiellos, Lavaza... tantos y tantos. Estamos muy contentos y hay abrazo de cima!. Que preciosa ascensión. Que maravillosa compañía.
Unas fotos, un trago de agua y a continuar por encima de la marmolera hasta el infierno Central (3082 mts). Me quedo atrás para echar unas fotos desde la distancia y los cojo corriendo que ganas tenía de correr por esta cresta desde hace tiempo. Llego con el corazón alegre a la otra cima pero con el alma más alegre todavía.


Decidimos comer un poco y dejamos pasar a los señores que llevamos a ratos delante y a ratos detrás desde el collado del infierno. Bocadillo por su sitio, tragos de agua y más y más fotos. Bajamos con cuidado al collado donde acaba el corredor Norte y el Sur. Vía de escape y bajada original en nuestro plan. Lo dejamos atrás de momento y seguimos hasta la cima que falta. El infierno Oriental (3076 mts). Estamos aquí disfrutando y a Isabel le apetece seguir la cresta hasta el Arnales. No llevamos cuerda y me parece arriesgar mucho con su prima novata. Por mi sobrino no temo, está en la escuela de escalada de Montañeros de Aragón y es hábil y ágil. Decidimos preguntarle a los señores si nos deja usar su cuerda y nos dicen que si y que nos dejan un arnés de fortuna para Sara.


El espíritu montañero sigue vivo, como siempre, y hacemos cordada sin decir palabra. Cuando están listos emprendemos la marcha. Yo busco el camino por la cresta, afilada y descompuesta pero fácil y disfrutona. Uno de ellos me sigue, este presta atención a Sara e Isabel y David por detrás hacen lo propio. Bajada con cuidado hasta la instalación de rápel. Me asomo. Es destrepable con tranquilidad III según miras hacia la izquierda por un juego de repisas y vira. De hecho unos chavales pasarían entre nosotros destrepando. Me iba a lanzar pero prefiero montar las cosas y dejar a todos ubicados. Pido la cuerda que amablemente me pasan. Sin decir una palabra he tomado la cabeza del grupo pero creo que soy el que más experiencia tiene en manejo de cuerdas y material, y no me equivoqué. Lanzo la cuerda y llega bien abajo, pero prefiero bajar por las viras y luego desde una piedras hace un flanqueo y evitarme la trepada. Hay un clavo en el muro pero desde la piedra que hay en el collado se puede hacer lo que he dicho sin demasiado riesgo.
Bajo pues a lo Rabadá y Navarro con la cuerda por los hombros hasta que veo que me echa de la vertical y destrepo con las manos. Más que usar la cuerda lo que hago es no perderla para ayudar luego a los demás.
Después desciende un señor por donde le indico y lo cojo antes de que pendulee, la cuerda se lo llevaba ya, pero no hay problema. Luego baja otro de ellos y lo mismo. Yo me paso al otro lado y salgo casi hasta la cima para ver por donde es mejor. Los chicos no lo ven claro y hablan de bajarse desde ahí. Baja una chica que iba con ellos. La más decidida sube un tramo y yo bajo a echarle una mano. Sube sin problemas y le indico por donde seguir para coger la chimenea fácil. Una vez superado el primer tramo no es necesario seguir recto por la placa, rodeáis por la derecha y saldréis a una chimenea de I+ como mucho. Baja Sara con un 8 muy bien.



Ayudo a otro señor. Luego a Sara a subir. Baja David y luego Isabel. David pasa todo como un gamo. Isabel no necesita mi ayuda. Sólo queda uno de ellos en la roca abajo. Me dice que el paso lo ve claro pero que se ha bloqueado. No problema. Monto una reunión con una baga y lo aseguro con un nudo dinámico. Pasa a las mil maravillas, y el mismo me reconoce que todo estaba en la cabeza.
Subimos hasta arriba, que toque de picante más maravilloso a la ascensión, e improvisado. Seguimos pues por la cresta hasta abajo. Dudamos si el Arnales es el punto más alto en el que hemos estado o la cima que esta a 5 minutos. Poco importa así que nos bajamos. hacia los ibones flaqueando por debajo de la aguja de Saretas y del Pico de Pondiellos. En el cuello de Saretas comemos y bebemos otro poco. Al final va a salir una actividad chula chula. De paso nos quitamos las piedras que han entrado en las botas por bajar corriendo por la pedrera como si fuéramos niños jajajajajajaja.


Sara y David están pletóricos y nosotros también con ellos. Del Collado de Pondiellos hasta casa de piedra una bajada larga y tediosa con algún atajo no muy logrado por mi parte.
Los señores nos acompañan toda la bajada y vamos hablando e intercambiando impresiones. Son encantadores y montañeros gran reserva. De esos que da gusto encontrarse. Nos dan las gracias mil veces, iban a darse la vuelta. Gente precavida vale por dos. Pero han seguido gracias a nosotros. Me alegro mucho porque nosotros sin ellos no habríamos podido seguir seguramente.
Creo que hemos enganchado a una nueva Montañera a los pirineos de altura y David esta vez disfrutó de lo lindo de lo conseguido y del paisaje. Se hace mayor a pasos agigantados y empieza a disfrutar del entorno y no solo de los logros.

Poco más puedo añadir más que recomendar esta actividad, corriendo, andando o como quieras. Pero no te defraudará. Las dificultades son como yo las aprecio, lo que para mi puede no ser nada para otros un mundo así que tomarlas con pinzas.

Un saludo y nos vemos por ahí arriba, más pronto que tarde espero!.

lunes, 7 de septiembre de 2015

TRAIL VALLE DE TENA, 47,5 kms +3300 mts D+, desnivel acumulado 7000 mts.


- Lo mejor será que bailemos.
- ¿Y que nos juzguen de locos señor conejo?
- ¿Conoce usted a cuerdos felices?
- Tiene razón, bailemos.  
Lewis Carroll.

Amanece en el valle de Tena, son las 6 a.m. Nos levantamos en casa de Elena (www.anayetvertical.com), ella duerme. Acaba de volver de llevar a Alex a la salida de la trail del Valle de Tena de 78 kms, que por cierto acabará en unas fantásticas 22h. Desayunamos muy bien, como nos ha dicho Ana, nuestra dietista-nutricionista de cabecera, y hermana de Isabel. Todo preparado, todo listo. Nos montamos en el coche y llegamos por los pelos a coger el autobús que nos llevará desde Panticosa a los Baños y a la salida de esta prueba.
No recuerdo en que brillante momento se nos ocurrió apuntarnos a una carrera de montaña, nuestra primera carrera, y menos a una tan dura. Nos apeteció, sin más. No hemos entrenado específicamente mucho. Yo he salido tres veces a correr por el monte, Isabel sólo dos, que un día llovía. Aún así, ya leéis todo lo que hacemos , y no todo lo reseño, horas de entreno corriendo por ciudad o en el rocódromo pasan siempre en la sombra.
Pero aquí estamos, nerviosos. Viendo a la gente, que parece estar muy muy fuerte. Hablamos con unos chicos de Alicante, van equipados de arriba a abajo. Su objetivo parecido al nuestro, acabar de día. Nos acercamos todos a la salida. El día espectacular, un poco caluroso ya. Comienza la cuenta atrás. 10, 9, 8 .... A por ello!!!.


Primeros metros y la gente correr para coger cabeza, nosotros corremos un rato, para la foto y luego nos paramos para dejar pasar a todo el mundo. Cuando digo a todos, es literalmente a todos. Sólo se queda una persona tras nosotros, Jesús, de Madrid. Luego hablaríamos mucho y correríamos juntos hasta Musales. Vamos poco a poco detrás de la gente. Hablando con unos y con otros. Alguno en poco rato se queda detrás. Durante unos cuantos minutos vamos tras la chica de Alicante y otra muchacha que lleva su marcha. Isabel va a gusto aquí, vamos reservando todo, por si las moscas que la carrera es muy muy larga. En un momento dado aflojan más si cabe el ritmo y seguimos para adelante, Jesús es el único que nos sigue. En toda la carrera sólo nos adelantarían 3 personas, y cogeríamos a dos. Fuimos de menos a más y fue un grandísimo acierto. Primera parada Refugio de Bachimaña. En el tiempo previsto, 1h 25 min. y muy muy cómodos.


Un trago de agua y un gel y seguimos hacia el punto más alto de la carrera, el collado de Tebarray. Antes pasaremos por el embalse de Bachimaña y los preciosos Ibones azules. Seguimos paso a paso. Trotando un poco cuesta abajo, y siguiendo el ritmo pero sin forzar cuesta arriba. Reservamos demasiado porque íbamos todo el rato hablando, pero eso lo analizas al final de carrera. Lo importante era terminar bien. Hemos venido a disfrutar. Vamos adelantando a más corredores. Alguno retirado. Otros nos los cruzaríamos más adelante retirándose por otro camino, el de bajada de Respomuso por la Sarra, ya hemos adelantado a otros 5 más. Nos empapamos con la belleza de estos paisajes tan maravillosos de montaña. Que bonito es nuestro Pirineo!
Collado de los infiernos en 3h, dentro de los tiempos, seguimos a ritmo trotón pero contentos. Aquí arriba hay gente, entre ellos Jorge G. de La meteo que viene que reconocemos a la primera puesto que Tuca y Kilian vienen a saludarnos (son sus perros). Nos da ánimos y nos echa unas fotos y nos graba para su vídeo. Muchas gracias por todo!. 15 minutos más y en el collado.
Para ver el video pulsar AQUI


Y ahora vamos hacia abajo. Bajada técnica y se nota. Como dice Isabel en este tipo de bajadas se diferencia al Alpinista del corredor de montaña. Bajamos de forma cómoda, sin usar las cuerdas que han colocado de ayuda. Encaramos la pendiente hacia abajo decididos y a por todas. Seguimos adelantando a alguno suelto, cogemos a un grupo grande, pero en el llano nos dejan atrás y en la siguiente bajada menos técnica nos meten distancia. Vamos reservando también en los descensos por si acaso. Hablamos con Jesús, de los Alpes, de picos de Europa, de montañas y escaladas. Otro repecho de gratis y llegamos a Respomuso. A Isabel, aún reservando le duele la rodilla, esa vieja lesión sigue dando mal . Le aplican una crema que quema pero cura, ojalá recordáramos el nombre. Bebemos mucho líquido. Comemos algo de fruta y algún sandwich. Llevamos 4h y poco. Aquí entre la cura y el descanso pararemos 25 min. Se nos va el tiempo poco a poco. Pero vamos bien todavía. 
Salimos rumbo hacia Musales, hasta aquí es todo terreno conocido. La subida que tememos es la del Ministirio después de la Sarra, cuando pasamos por aquí entrenando sufrimos mucho. Llegamos al comienzo de la subida. Hemos adelantado a más gente. Isabel pone su ritmo pero empieza a sufrir más de lo normal. Jesús decide tirar. Mucha suerte amigo. Nos adelanta una chica y un chaval. Se nos acercan otros. A la marcha hacia arriba. No contábamos con este sufrimiento y empiezo a dudar de que llegaremos de día. Pero Isabel es una leona y se repone en marcha.


Llegamos al collado por una cuerdas. En esta trepada hemos alcanzado casi a los que nos habían adelantado previamente. Sin parar emprendemos la marcha, hemos adelantado a otro. Bajada infinita pero divirtiendonos a tope. Ibonciecho, la cabaña de los pastores, pista y sendero vertical hacia la Sarra. Así como el otro día lo disfrutamos notablemente esta vez, con el calor brutal que nos azota, no lo apreciamos correctamente en su justa medida. Hemos hecho una parada para comer algo e hidratarnos. El sol castiga sin piedad.
Las vistas quitan el hipo. Realmente es un valle precioso y digno de recorrer por todas sus partes, y en ello estamos semana tras semana. A Isabel le duele un poco la rodilla otra vez, y va reservando pero bajamos a buena velocidad y en 1 h de reloj estamos en la Sarra. Hemos perdido  subiendo a Musales pero luego lo recuperaremos sin ser el objetivo inicial. No nos habíamos marcado un tiempo determinado, si no una intención. Disfrutar.


Llegamos al embalse de la Sarra. Tenemos mucha hambre y sed. Como arroz y fruta, Isabel mucha mucha fruta. Sales y agua, y una Cocacola que se bebe la tía. De repente nos cogen los primeros de la larga que van con adelanto. Que fieras. Seguimos adelante y reponemos mucho líquido, nos han informado que ha habido un rescate por deshidratación. Esta es la parte que tememos. Hemos adelantado a unos cuantos en el avituallamiento. Ya no los volveremos a ver. Nos enfrentamos a nuestros demonios. Subimos por la GR hacia Respomuso, nos cruzamos con tres o cuatro abandonos que bajan a la Sarra. Llegamos al desvío hacia el valle del Ministirio. El sol aprieta y la pendiente también, pero está muy bien marcada. Seguimos y adelantamos a otro corredor. Nadie nos sigue.

Este valle escondido y desconocido para muchos es una preciosidad, tranquilo y sereno y a tan poco tiempo de la civilización. Lo estamos pasándolo en grande y la subida no se nos hace pesada, sorprendentemente. Ya tenemos la certeza de que la acabamos. Estamos eufóricos y nos hemos quitado la losa que no nos dejaba disfrutar.


Llevamos dos chicos delante a tiro de piedra y otro un poco más allá, que en cuanto llega el llano echan a correr. Ya caerán. Isabel va en modo a por ellos. No en vano la bautizaré como Apisonadora Antón. Subimos poco a poco pero a muy buen ritmo. Ya no reservamos mucho, pero seguimos hablando y riendo. Otro corredor queda atrás, luego en el collado los otros dos. Pequeña bajada y la última rampa al collado de Foratata. Un chico que nos había adelantado de la larga se pone a vomitar delante de nosotros, iba 5, esta jodido y nos lo dice. Le ofrecemos ayuda pero poco podemos hacer.
Llegamos al collado y unos señores muy simpáticos nos dan ánimo y nos sacan una sonrisa de la cara. El paisaje quita el hipo y nuestro espíritu corre tan rápido como nuestras piernas cuesta abajo.


Hemos pasado de sufrir la primera parte de la carrera a reír en esta segunda. A Isabel bajando le duele la rodilla otra vez y se hace un vendaje. Seguimos corriendo a Sallent, pero vigilando la rodilla. Una bajada preciosa por un sendero original que te deja en la carretera de la Sarra. Nos encontramos gente que nos anima. Estamos sorprendentemente frescos y con ganas de seguir a tope. Se ven Sallent abajo. Corremos y corremos hasta el avituallamiento. Hace rato que estamos a gusto. Resulta paradójico, cuanto más rato llevamos corriendo mejor nos sentimos.
En este punto hay mucha gente, nos aplauden al llegar. Isabel siempre recibe más ovaciones, "vamos valiente", "¡ánimo campeona!" ¡y se las merece todas por titana! Volvemos a comer, yo arroz y fruta. Isabel fruta y más fruta. Los geles y los bizcochos han ido que volaban todo el rato. Hay que meter carbón a la caldera sin parar, agua, y sales. Todo entra de muerte.
Salimos en 15 minutos, hemos dejado a otros corredores atrás, La gente nos aplaude por el pueblo. Adelantamos a más participantes. Nos pasa un chaval de azul corriendo más rápido. Isabel lo verá todo el rato en la subida y al final caerá también. ¡Menuda es!
Llegamos a la encerrona del mirador y la subida a la antena. Sabiamos que iba a ser dura, y no defraudó. Lo peor, aunque no os lo creáis después de 38 kms, son las moscas. Por dios que pesadilla, no te dejaban ni parar a echar una foto Adelantamos a más gente. Dos chicos, uno con tirones. Le damos un Ibuprofeno (un placebo porque nada le va a hacer) y se siente mejor pero a los 5 minutos cae al suelo sin poder moverse. Lo tendrán que ayudar desde la organización a bajar a la carretera. Llegamos al mirador y se ve la antena. Hay que dar aún un rodeo más... cabrones !!! jajajajajaja.


A lo lejos vemos al chico de azul. Isabel se pone otra vez en modo apisonadora. Subimos a cogerlos, sin prisa pero sin pausa, cada vez un poco más rápido. Adelantamos a otro. El chico de azul tiene que sentir los ojos de Isabel en la espalda. Objetivos pequeños para carreras largas. Lo adelantamos y seguimos corriendo hasta el último avituallamiento. Aún es de día. Lo vamos a conseguir.
Parada de 2 min, beber y comer y seguir. Otro más cae´, seguimos corriendo, apenas quedan 5 kms. Otros tres dejamos atrás, entre ellos uno que nos había adelantado dos veces. Corremos y corremos. Llegamos al desvío y comienza una bajada preciosa por el bosque. Bajamos y bajamos. Casi se ha echo de noche. Estamos llegando. Se oye la música...
Sacamos el móvil para iluminarnos porque nos quedan 3 minutos, por no quitarnos del todo la mochila, y así poco a poco llegamos a la carretera. Nos abren paso unos voluntarios y nos dan ánimos.
Entramos en Panticosa en una nube. Estamos emocionados de verdad. No podría expresar todo lo feliz que soy. Nunca me ha dado por correr carreras, es algo nuevo. Y reconozco que engancha. Pero lo que engancha de verdad es conseguir este reto junto a la mujer que amas. Haber disfrutado cada uno de los minutos del día. Es una sensación increíble e indescriptible. Os diría que es lo más duro que hemos hecho nunca, pero no es verdad. Aún así no nos han regalado nada.
Llegamos a la última curva y adelante tenemos la meta, calle vallada, mucha gente aplaudiendo y chillando, la música, los amigos esperando, la alfombra roja... Hemos llegado!.


Para ser sinceros, ha sido una pasada. El tiempo, lo de menos, 13h 25 min creo. Muy enteros y muy muy felices. Isabel la 10ª de mujeres. Yo no quepo en mi de contento por correr a su lado. Me podría extender en elogios hacia la mujer más maravillosa de la tierra. Pero los que me leéis habitualmente, o los que nos conocéis ya lo veis cada día.

Como final, me gustaría añadir alguna pequeña crítica por si se puede mejorar al año que viene, que seguro que sí. La salida una hora antes, así hay más día para acabarla. Los avituallamientos más abundantes. Un poquito de agua en todos los collados, que faltó en alguno. Y al año que viene ¡¡otro recorrido tan brutal como este pero diferente!!. ¡Por lo demás mil gracias!

Y nuestro más sentido agradecimiento a nuestros amigos Ruben y Beatriz por esperarnos en la meta y darnos ánimos, a Elena por cedernos su casa, preocuparse por nosotros y apoyarnos, a la familia de Alex por mil cosas pero sobretodo por hacernos sentir como en casa. Y al loco de Alex por meternos este gusanillo en el cuerpo.

Nos vemos por ahí arriba más pronto que tarde espero!.