lunes, 19 de febrero de 2018

vía Santiago Sagaste (240 mts/ 6a), peña Rueba


" La vida es fascinante, sólo hay que mirarla a través de las gafas adecuadas." Alejandro Dumas.

Siento ir con tanto retraso en el blog, pero no me da la vida para más. ¿Domingo con una mañana libre y un compañero de cordada que por una vez no está en el valle de Tena?. Esto es increible. Repetimos la cordada Alex-Josete y tenemos claro que el objetivo es Rueba y el mallo de la Mora que las vías en 2h o poco más las tenemos hechas. Dudamos entre la Santi Sagaste, Edu Roche, la directa o la Bruno Gaspar... Así que les preguntamos a los aperturistas y nos dicen que la más rápida es la que al final acabaremos haciendo como chicos obedientes, la Santiago Sagaste. Me gusta mucho la tapia, y las vías clásicas pero las vías equipadas también tienen su encanto y sobretodo te permiten hacer cosas en menos tiempo. Gracias a los que desinteresadamente equipáis para los demás.
Vía que recorre un paño elegante de pared con algún largo precioso, buena orientación sur que con sol en invierno se está bastante bien. Nosotros la hicimos en 6 largos aunque la reseña original marca 8. Se pueden empalmar largos con una buena gestión de cuerdas o unos buenos tirones de riñón.



Salimos de Zaragoza a las 8 am. Mucha prisa no llevamos que hace una rasca que pela, el grajo está con bufanda hoy, estábamos en plena ola de frío cuando la hicimos. Esperemos que con el solete la pared se caliente un poco, aunque también marcan bastante viento. Del tirón hasta murillo para tomar un café, por cierto muy aceptable. Charlamos de lo divino y de lo humano. Siempre vienen bien los ratos de coche para ponerte al día.
Es hora de ir hacia la pared pero antes de arrancar un grupo de personas nos pregunta por el acceso a la ferrata sur de Rueba, así que les indicamos que nos sigan por el camino que les llevamos hasta el inicio. La pista está bastante bien para un coche alto, aunque se puede llegar sin problema con un poco de cuidado con un coche normal.
En un periquete estamos allí y nos equipamos, cintas, cuerdas dobles y lo normal para una vía de varios largos equipada, sobre todo el casco, que aunque está muy limpia, yo me lleve un bolo y los buitres a veces son de lanzarte regalos. El acceso no tiene pierde a pie de vía y lo hacemos a la carrera adelantando a los chicos de la ferrata por el camino. Hasta pie del mallo grande y seguir por el sendero hasta el cartel de la "Edu roche" y luego volver un poco para atrás. El inicio de vía está marcado de forma inequívoca.
Nos equipamos y repartimos los largos para que a mi me toquen los dos de 6a, el primero y el quinto.


L1+ L2: 55 mts 6a. Largo que empieza vertical y picante. Hace un frío que pela y no siento ni las manos ni los pies. Todavía no ha visto sol esta parte de la pared y se nota. No lo encandeo a vista porque no siento de donde me agarro, picante para empezar en frío. Aún así tiro igual que no queda otra. El segundo largo muy sencillo pero de buscar los parabolts. La vía va por donde se ve más limpio con tendencia a derechas hasta la vira central. Notarás que te has salido si la roca que coges se cae a trozos.

L3: 30 mts. Vº-. Largo cómodo ya con sol y más agusto. No recuerdo mucho del largo, sencillo y disfrutón. Evidente hasta debajo de unas panzas.

L4: 30 mts. Vº+. Sucesión de tres panzas, con buenos cazos y de salida relativamente sencilla. Muy rigleras pero con el equipamiento al gusto.


L5: 30 mts. Vº+. Más de lo mismo, quizá un poco más sencillo pero sin pierde. Escalar buscando lo evidente y los pasos fáciles para salir de las panzas. Buena temperatura y buen ambiente con verticalidad. Relajación para contrarrestar el estrés del día a día. Un gustazo ver a los buitres pasar ajenos al mundo humano.

L6: 30 mts. Vº+/ 6a. Largo que empieza a izquierdas y luego va ganando las panzas. El paso difícil la salida de una de ellas. Buena posición y buen agarre para prepararla y luego una apretada. Siempre que estoy en riglos (o Rueba) me viene a la cabeza una frase que me dijo Ursi Abajo hace siglos una vez que coincidimos con la gran cordada Ibarzo-Abajo en la misma vía. " Chico cuando en riglos no veas que agarrar sube los pies, siempre sube los pies que algo aparece". Es una máxima que llevo grabada en la cabeza y que nunca me falla. Luego el ir sobrado de grado tambien ayuda jajajajaja.


L7+L8. 55 mts. Vº. Probablemente el largo más bonito de la vía, vertical pero con mil agarres y buena roca, mar de bolos. Verticalidad, buitres, sol, soledad... combinación perfecta. El segundo largo discontinuo y sin interés, quizá IVº- algún paso. La reunión arriba en un cable aldededor de una sabina


Fin de la vía y abrazo. Se ha disfrutado. Escalar un domingo junto a esta maravillosa persona y gran amigo es un lujo y un regalo de la vida. Si durante años la vida no me sonreía ahora tengo todo lo que puedo pedir y con lo que podía soñar. Momento de soledad mientras comemos unas almendras y echamos un trago de agua. Es hora de bajar. Hasta el collado y luego por la ferrata que baja del mallo de la mora directa a empalmar con la sur. Se puede bajar subiendo hacia la ferrata normal y bajar desde arriba con dos largos más de IIIº equipados, para gusto los colores. Creo que esta bajada es más directa pero un pelín más dificil. Bajamos volando y cuando llegamos abajo corremos al coche. Hemos visto a los de la ferrata bajando por arriba. Qué habrán pensado de dos tarados que han subido a la carrera, han escalado una pared y los han visto bajar corriendo como alma que lleva el diablo jajajajaja. Cuando llamo a casa resulta que el peque estaba malo con otitis y han tenido que ir al médico, pobrecito y yo por ahí escalando. Gajes del oficio, pero que oportuno el pequeño titán. Que mal te sientes cuando le pasa algo a tu chico y no estás ahi para ayudarle. Cosas de padres novatos.


Vía muy recomendable para una mañana de frío, protegida del aire. Bien equipada y con algún pasaje muy bonito. No os defraudará y veréis el resto de vías de este paño de roca que seguro tendréis que tachar. Un saludo y nos vemos por ahí arriba.

viernes, 9 de febrero de 2018

Ascension al Aspe (2645 mts) invernal desde Aísa

Panorámica desde la cima con el Gran Midi en el centro.
"Me tenías desde que me dijiste hola." Jerry Mcguire.

Y así comienza otro día de esquí, proposición indecente por whatsapp, cuadrar agendas y plantear alternativas de salida. Hoy las opciones al final eran dos, Aspe o Collarada. Contad que las condiciones que os voy a relatar son de antes de este gran temporal que hemos tenido y la montaña me consta que han cambiado radicalmente. 
Mensajes previos a Pincho (Mentidero alpino) y a Chemita Galve (De vuelta al estilo rústico) y concretamos planes después de esa gran información de primera mano. Aspe media hora de porteo, Collarada hasta la Trapa, es decir sus dos horas no te las quita nadie. La decisión es clara y uno de los dos los voy a tachar en mi mini proyecto de repetir con esquíes las cumbres de mi infancia.
Hoy somos tres los encartados en el asunto. El gran Felix, Ana y yo. A Félix ya lo conocéis pero Ana es nueva en el blog y obviamente para mi también. Una chica que el susodicho conoció en el finde de skimo de Bujaruelo y que emigró de la capital a Zaragoza sólo para estar cerca de los Pirineos. Con eso os digo todo. Un encanto de persona en resumen. 
El viaje ameno y sin dormir, llega un momento en que el cuerpo se acostumbra a la falta de sueño producida por el terremoto que tenemos de hijo (y su adaptación a los virus de la guardería) y a pesar del cuerpo escombro que gasto después de empalmar gripe y gastrítis en el mismo pack en 10 dias.
En coche pues hasta el final de la pista de Aísa, carretera límpia y en muy buen estado. Hace más frío del esperado y a la nieve, muy a nuestro pesar, le costará más en transformar. Varios coches en el lugar, no estamos sólos ni siquiera un miércoles.


Después de preparar todo el material y equiparnos, salimos rumbo a la PR que asciende en verano al Pico. Nos salieron 40 minutos de porteo subiendo a buena marcha. Un poquito más de lo esperado. Bajando conseguimos apurar por lenguas de nieve hasta el río.
Hay por delante un chico con raquetas y una pareja con esquíes, nadie más. Los iremos alcanzando poco a poco. A la pareja en la subida y al chico en la cima, nos sacaba bastante ventaja.
Foqueo cómodo hasta el primer embudo, Ana ya ha salido con cuchillas desde que hemos calzado las tablas, Félix se las pondrá casi al final y yo al comenzar el embudo. En la guía de J.G. Dihinx marca preferiblemente con crampones. Valorad condiciones in situ.


En la siguiente "planicie" nos acabamos juntando, hemos adelantado a la pareja. Ana ha puesto crampones y seguirá con ellos hasta salir del segundo embudo. Nosotros seguimos con cuchillas trazando tranquilamente y por fin cogemos una buena huella de subida que nos deja, tras superar un estrecho más pendiente, el Aspe a la vista. La nieve una vez sales de esta zona de orientación SW ya ha transformado algo permitiendo foquear sin cuchillas. 
Las vistas del Aspe y la Llana quitan el sentido. Los Lecherines por un lado y el Bisaurín por otro nos flaquean y nos vigilan. A nuestra espalda visión panorámica brutal, Moncayo y otras sierras lejanas se aprecian teñidas de blanco. Un poco de oxigeno para el alma.


El día es espectacular, quizá un poco más fresco como he dicho, de lo esperado y con una constante brisa del sur que nos impedirá disfrutar a tope de la cima, pero casi casi de 5 estrellas. Poco a poco nos acercamos a la pala final, muy franca, que nos dejará encima de la brecha del Aspe. Pala de moderada inclinación que yo hago sin cuchillas y los demás se las ponen desde abajo. La huella es perfecta y muy bien trazada y permite subir sin correr riesgo alguno, aunque no haya transformado la nieve y esté bastante dura.
Sin demasiados esfuerzos llegamos al sitio donde se dejan los esquíes. Calzamos crampones y nos lanzamos a afrontar los últimos 80 mts de subida con la cima a la vista.


Y después de un breve transito con crampones y piolet por las heladas laderas del Aspe nos plantamos arriba del todo. CIMA!. Fotos, abrazos y alguna llamada de teléfono. Las condiciones en la norte son bastante malas y se aprecia desde aquí. Siempre hay dos caras de una moneda y muchas veces las benevolentes sures contrastan con las indomables nortes. En un mismo pico cielo e infierno. Ahora toca decidir cual es cual que todo depende del día y de la actividad, ¿no creéis?.
Decidimos no comer nada aquí y hacerlo donde los esquíes, pero al final en ambos sitio el viento hacía la espera bastante desagradable y el habituallamiento fue frugal y rápido. Tiempo de subida en torno a las 3h 30´con paradas. 


Es hora de quitar focas, guardar crampones, bloquear botas y calzarse los esquíes, viene la parte más gozosa, si cabe, del día. Tres esquiadores tres marcas de botas y el mismo concepto, ligereza y movilidad. Yo llevo unas Sportiva Spitfire 2.0, Félix unas dynafit TLT 7 y Ana las Arc´Terix Procline. 
Ella se marca dos giros y decide no bajar más, la combinación de nieve dura y botas que no se adaptan a su tipo de esquí no es lo ideal. Echa de menos los tres ganchos. Nosotros gestionamos la pala como se puede pero disfrutando, aún así, hasta el plano donde hay un radical cambio de nieve. Esperamos a Ana y ella se calza también las tablas. Bajamos unos buenos metros hasta el primer embudo y sigue sin verse y sin encontrarse a gusto, a pesar de la fabulosa nieve que encontramos. Se equipa con crampones y piolo y dice que nos vemos abajo. Continuará a pie.
Nosotros seguimos y flanqueamos a la izquierda a una zona bastante inclinada pero con poca huella. La nieve no está perfecta del todo pero se disfrutará mucho. Giros duros y verticales pero emocionantes y maravillosos. Esquí de montaña en estado puro.


Llegamos al primer embudo de la mañana y la nieve está muy noble, dejándose esquiar bien. Esperamos a Ana y cuando la vemos bajar segura continuamos buscando las lenguas de nieve, que no sin esfuerzo, nos permitirán esquiar hasta el río. Acabamos bastante metidos en el valle y al final llegaremos a la pista los tres a la vez.
Día genial junto a estas dos increíbles personas. Me hace feliz pensar que la mayoría de la gente que "andamos" por estos lares compartimos tantas cosas. Espero coincidir más veces todos juntos. He disfrutado mucho, tanto subiendo como bajando y aunque tengo muchas muchas ganas de esquiar con Isabel de una vez, algo matamos el gusanillo, que no es poco. 


Y sin más coche y de vuelta al hogar. Nos vemos por ahí arriba, más pronto que tarde espero. Llevo el blog muy retrasado, con muchas actividades que creo quedarán en el tintero pero así es la vida.

miércoles, 22 de noviembre de 2017

Doctor, doctor...¿Soy un FRIKI de la escalada?


No suelo escribir entradas en clave de humor pero llevo unos días dándole vueltas a este tema y me perturba... me he convertido en un friki de la escalada. ¿Soy un motivao?. ¿Un fanático?...

Si le preguntáis a Isabel, la mujer que me aguanta día a día, os dirá sin lugar a dudas que ¡¡SI!!! pero vamos a analizar el camino que me ha llevado a este punto y las señales que os harán saber si os habéis pasado al lado oscuro también.

Yo era un chico normal, de esos que de vez en cuando van al tablero, que salen a hacer tapia cuando pueden y que con escalar un 6a bien para no pasar penurias se sentía realizado. Pero hete aquí que llegó el embarazo de nuestro pequeño Diego y ya no podíamos salir tanto al monte, aunque alguna vía nos escapamos hasta el cuarto mes... Así que empece a bajar más a entrenar. Llego un 6b a vista y de repente había comenzado la senda del guerrero, el gusanillo lo llevaba dentro...

Hay muchas más pistas o señales de alerta pero estas son las primeras que me han venido a la mente:

- Un amigo llevaba tiempo diciéndome que si quería que él me entrenaba, y como yo tenía más tiempo para entrenar y menos para salir a roca dije que sí. Primera pista. LLEVAS UN ENTRENAMIENTO PLANIFICADO. Ya no bajas a hacer unos bloques y unas dominadas. Vamos a hacer el lelo y a charrar con la peña. Ahora bajas a hacer los deberes y el lelo también.

Una cosa lleva a otra, que si frenchies (si sabes esta palabra tienes buena parte del camino hecho), que si lastre, que si un poco de campus pero suave... Y fueron pasando los meses y de repente habían pasado 9  de entreno, nuestro peque ya estaba aquí bien grande y movido y yo seguía en la brecha. Y aparecieron todos los síntomas. La enfermedad me había atrapado sin remedio.

- Escalas un grado, el que sea, pero si no te sale como tu crees que debería, a vista, al flash, a los pocos pegues te haces bola y te vas a casa mosca. LO IMPORTANTE ES EL GRADO. Estas obsesionado. Ya sabemos que son sólo letras y números, pero son tan jodidamente bonitos.

- Aprendes palabras que ni sabías que existían como cleca, dolor en las poleas, supraespinoso, fuerza resistencia... COMPARTES UN LENGUAJE PROPIO CON OTROS DE TU ESPECIE.


- Llega ese día que llevas una vía en mente y has matizado los pasos. Fisura, mano al tridedo, subo pies, cojo la regleta y me tiro a por la de triceps. Bloqueo, chapo..... y te das cuenta de que estás haciendo los movimientos por la calle mientras caminas. HACES BAILES RAROS QUE SOLO UNOS POCOS PUEDEN ENTENDER.

- Y derivado de lo anterior, para hacer ese baile has tenido que repetirlo en la pared alguna vez que otra porque ENTRENAS VIAS.

- Bueno hoy toca entreno de continuidad, bien de series con muchos movimientos y bien de pelarte los callos. Al día siguiente bajas al tablero y te arden las manos. Casi no te puedes colgar, aunque lo haces igualmente. Uno de tu especie te dice que hay cremas y ungüentos mágicos... De repente tienes en tu bolsa Climbskin y una lima para los callosidades. USAS POCIONES Y ARTILUGIOS QUE TUS AMIGOS NO USAN.

- Toca elegir, hoy hay barranco con los colegas, puedes otro día salir a correr... pero sólo hay una cosa correcta, escalar. DEJAS DE HACER OTRAS ACTIVIDADES QUE PIERDES RENDIMIENTO.

- Tus amigos te ven y te dicen que delgado estás. Tu te pesas todas las semanas para cuidarte, que el peso es vital, y estas igual o incluso pesas algo más y las camisas no te entran de espalda, que leches más delgado, la gente esta loca. CAMBIA TU ASPECTO FÍSICO Y NO TE DAS CUENTA.

- Y ahora viene la madre de todas las pistas, te compras unos gatos de encadenar. Eso quiere decir que dos tallas menos o así que los que tenías. Y lo peor de todo es que tampoco son tan incómodos jajajaja. LLEVAS GATOS QUE PODRÍA LLEVAR TU HIJO PEQUEÑO POR LA TALLA.

- Pero lo que es más preocupante tienes varios de esos zapatitos dolorosos. Los del tablero para entrenar, los de tapia, los de pretar pero poco y los de pretar pero mucho. TIENES MÁS GATOS QUE ZAPATOS TU MADRE.


- Es curioso también que llega el día en el tablero en el cual los frikis como tu te aceptan en su grupo. Antes eras un paria, un tío que andaba por ahí simpático y tal, pero poco más. Hasta que un día pruebas uno de sus bloques y te lo llevas. De repente te miran de otra forma y te enseñan todos los problemas y las ultimas tendencias y bloques imposibles. Están deseando presentarte a la chica más fea del baile para que caigas a los pocos pasos. Y luego te meten en el chat de whatsapp del tablero, ese que no sabías que existía.  FORMAS PARTE DE UNA TRIBU. 

- Hay más signos de perturbado... coges las garrafas de 5 litros con los dedos para entrenar de camino del super a casa, te cuelgas o lo intentas (se rompen los jodios) de los marcos de las puertas, abres las puertas con monodedos, cualquier pared es buena para probarse unos pasos... PRESENTAS RITUALES EXTRAÑOS.

- Esta última es difícil que la podás tachar pero es verídica ( y aún así me quiere y sigue junto a mí). Un día estás en un sitio llamado paritorio, en uno de los momentos más bonitos y emocionantes de tu vida, junto a la persona que más quieres en el mundo, todo ilusión y nervios también... Estás sujetando la espalda de tu chica y su mano mientras empuja y la matrona te dice... vamos dale ánimos que ya sale... y tú que eres parte de la tribu, tienes una lima de callos, unos pies de gato de bebé y hablas la jerga del mundillo, le das todo tu apoyo con estas palabras... EMPUJA, EMPUJA TITANA!!! 


Seguro que se os ocurren mil más y podéis aportarlas en los comentarios, pero estas son las primeras que me han venido a la mente... ¿tiene cura doctor?. Calla si el doctor está a mi lado a pie de vía y me está flasheando como hacer los pasos. (Esto también es verdad).

jueves, 16 de noviembre de 2017

Vía Torrijo al Tobazo (400 mts / 6b (V+ A0)

" Vinimos al mundo como hermano y hermano. Ahora vamos mano a mano, ninguno antes que el otro." William Shakespeare.

¿Os he dicho alguna vez cuanto me gusta escalar con mi hermano?. Siempre hay algo especial entre hermanos y nuestra relación con la montaña y la escalada como cordada es tardía pero fructífera. Naranjo, Midi, Anayet... Escalar es una de las cosas más geniales que hemos hecho juntos de adultos.
El Bro se ha conseguido "fugar" un par de días de su retiro espiritual en Palencia con su familia y aprovechando que viene a pasar la ITV de un trasto al que llama coche, sacamos unas horas para ir a hacer alguna tapia. Mejor un día escalando lo que sea que un día en la oficina frase del gran Chema Galve.
Las opciones son muchas pero el tiempo manda y a las 18h tiene que estar en Zaragoza, así que descarto mi primer plan que era el Aspe. Riglos aunque tentador cae demasiado a mano y me lo reservo para cuando llegue nuestro tan ansiado invierno. Surge en mi mente esta vía de grado amable y de abundante equipamiento que son las ideales para mi hermano. Y que además no tengo tachada.


Madrugada de las buenas, a las 6 am estoy recogiéndolo en casa de mis padres, del tirón hasta Canfranc estación donde paramos a tomar un café y rumbo a Rioseta. Que recuerdos de mis años jovenes por estos parajes año tras año sudando la gota gorda pero disfrutando por igual del monte y de la amistad. Todavía conservo a mis amigos del grupo de montaña desde los 10 años. Los primeros en el aparcamiento frente al abandonado acuartelamiento, podemos elegir sitio. Acto seguido hace presencia otro coche francés, a la postre el señor Patrick, que nos dice mientras arrancamos que el también viene a la vía, pero que va solo. Eso si, nos aclara que con cuerda riéndose, algo es algo.

La aproximación es sencilla, seguimos el sendero que recorre el bonito circo rumbo a la Tuca Blanca, no tiene perdida posible, al pasar el octavo poste (por cierto que tienen número escrito por si perdéis la cuenta) unos 20 metros más adelante veremos un mojón. En ese punto nos salimos del sendero a la derecha. Pronto llegaremos a una pedriza con varios senderos marcados. De las dos cuencas que se ven en la pared, la de la izquierda es la nuestra. La de la derecha es la Sendero Limite (Vía Valle de Canfranc). Para ubicarse del todo veremos un parabolt con una cinta y el nombre de la vía. Es difícil perderse la verdad. " Pat" nos sigue a lo lejos.

Pa´qui to´tieso va a ser.
Observamos la pared y repartimos los largos de la siguiente forma, yo me tiro todos de primero y mi hermano se hará cargo de los que queden jajajajaja como siempre. De momento no me parece mal, así que vamos al lío. La vía consta de unos 400 mts, de grado amable, sobreequipada y bastante discontinua. LoveBroclimbing en resumen.

L1: 60 mts III. Largo que hacemos cada uno a su marcha, sin encordar, buscando las debilidades de la pared de terraza en terraza. Se hace bien en zapatillas y a tu ritmo. Nada que añadir. El sol calienta de lo lindo eso si. Buena orientación sur.

L2: 60 mts. IV. Algún pasito aislado de adherencia pero nada difícil. Bueno para entrar en calor. El francés nos alcanza y adelanta a mi hermano por su derecha escalando en solo integral junto a él. Le dejo hueco en la reunión y le ofrezco unirse a nuestra cordada, me imaginaba que algo de mal nos daría todo el rato por en medio, menos mal que en el largo duro ya lo dejamos atrás. Me da las gracias y rehúsa amablemente. Dice que es la cuarta vez que escala así la vía. Que tuvo un accidente una vez en otra pared y no recuerda muy bien las cosas porque estuvo en coma, eso da más confianza para llevarlo entre medio jajajaja. Parece un hombre majo. Que agradece estar acompañado por si le pasa algo nos dice.


L3+L4: 60 mts V+. Bonita combinación de largos, el primero de placa fina de adherencia pero muy bien asegurada hasta la reunión que me salto con un alargue porque está bastante a la izquierda. Luego gana verticalidad pero también gana en buenos cazos. Un techo de buenos agarres es la última dificultad que encontraremos antes de la reunión. Aquí nuestro querido francés sale entre nosotros, no contento con eso se queda sin cintas antes de acabar el segundo largo y como lo veo apretado le tengo que echar un par deslizando por mis cuerdas y para rematar se cruza con nuestras cuerdas. Y para colmo una vez en la reunión rapela por encima de mi hermano. Vamos un genio. Estoy que me como las uñas. Mi hermano disfruta de los largos. Se le ve concentrado y feliz. Y no ve el peligro de tener a un francés loco rapelando por encima suyo.


L5: 35mts IV. Largo por placas discontinuas muy sencillo sin mayores problemas y bien asegurado. Acaba con unos metros de andar por una repisa herbosa hasta la reunión comodísima bajo el muro de las lamentaciones. Mi hermano llega rápido y detrás de él nuestro entrañable Patrick que se lanza a rapelar.

L6: 45 mts. 6c (Vº A0). Y llegamos al largo duro. Completamente acerable. Tengo un reto de un amigo a ver si lo encadeno por en medio de las chapas así que salgo a por ello, las 4 o 5 primeras chapas se escalan con facilidad hasta que llegas a la salida del muro, bloqueo sobre dos regletas laterales malas, sin pies y me subo a chapar. El siguiente movimiento a un romo de tres dedos es la clave. Lo miro pero no me atrevo a darle una oportunidad. Me tengo que bajar que de bloquear de las regletas llevo los dedos al pil pil. Reposo un poco. Me voy a la izquierda y encuentro otra mierdiregleta que me deja subir un pie, romo, el otro pie y ya arrastrándome y gruñendo salgo a una regleta para la mano izquierda medio buena y de ahí subiendo el pie derecho en adherencia a otra ya muy buena. Luego se sigue escalando medio por diedro pero de Vº que se agradece. La reseña marcaba 6b pero ahora viene la gracia, este año se ha debido de caer un laja que te permitía subir mejor manos y luego pisar con el pie. Así que un amigo de los aperturistas me dijo que puede ser un 6c, aunque él no lo encadenó. A mi me pareció duro y llevo varioss 6b+ a vista en diferentes tapias. Ahí lo dejo. Mi hermano tiene que acerar y gruñir pero pasa bien. 

L7: 30 mts 6a. Me hubiera gustado empalmar este largo con el siguiente para salir antes, tengo calor y los pies hinchados y me duelen, pero el bro prefiere oírnos para llevarlo mejor con la cuerda. Este largo es el largo estrella de la vía sin lugar a dudas. Entrada en travesía a derechas de buenos cantos y luego una placa de adherencia fina de buscarte la vida y bailar de un lado para otro. Disfruté mucho mucho buscandome la vida. Mi hermano también resuelve en libre pasándoselo en grande. Equilibrio y pasos de danza. Escalada plaquera en estado puro.


L8+L9: 45 mts IVº. Una de las sorpresas del día el primero de los dos largos en grado sencillo pero muy buen diedro y placa de excelentes agarres y bellos movimientos. No todo lo difícil es bonito ni todo lo sencillo tiene porqué ser feo. El siguiente ya son pasos aislados con repisas y hierba. Ya va quedando menos y para ser Octubre hace mucho mucho calor.

L10: 30 mts. IV+. Despedida y cierre. Ya me he puesto las zapatillas que con este calor no aguanto más los gatos. Largo corto de dos pasos con buenos agarres que se puede hacer tranquilamente en zapatillas. Gozo supremo el llegar arriba y descansar y echar un trago de agua. No llevamos comida, error nuestro pero vamos muy bien de tiempo. Recogemos todo y salimos zumbando para el coche.



Es hora de bajar el mundo y a la realidad a mi me esperan mis pequeños y a mi hermano un buen viaje e coche hasta su casa. Es descenso no tiene perdida alguna, seguir los mojones desde antes de las cabañas de la Tuca y luego por GR hasta el coche y el bonito vallecito de Rioseta. Recuerdos del día que hicimos la Valle de Canfranc con Isabel y perdió el anillo de compromiso, para luego encontrarlo mágicamente en un pliegue del forro polar.

Como siempre es un placer coincidir en la pared con mi hermano. Ojalá hubiera empezado hace años a aficionarse por la montaña y por la vertical, qué de cosas hubieramos podido hacer juntos cuando teníamos menos años y más tiempo libre. Y ya con Isabel, menuda cordada de tres alicates. Ya lo veo metido en cuerpo y alma con esa gran vida interior que me decía que tenemos los montañeros y que se burlaba. De su boca salió, y no de la mía, esta frase: " Que bien se está escalando, sólo concentrado en la pared y en los movimientos, en escalar. Sin tener tiempo de pensar en nada más, sin problemas, sin nadie que te moleste. Sólo escalar". Ya lo has comprendido, ¿eh bro?.

Nos vemos por ahí arriba más pronto que tarde.


jueves, 7 de septiembre de 2017

via Anzas (420 mts / 6b+) a peña Foratata (2341 mts).

 
" No recordamos días, recordamos momentos." Cesare Pavese.

Posiblemente una de las últimas escapadas de este  calibre en bastante tiempo. Las obligaciones que conlleva ser padres y el inflexible mundo laboral (hay que pagar las facturas) son las que casi siempre marcan nuestro tiempo libre. Como digo siempre no tengo palabras de agradecimiento ni cosas por hacer para poder algún día compensar a Isabel por estos momentos que me da. En esta ocasión me junto con el gran Carlos Moli, otra vez para repetir cordada y repetir pared. El objetivo cerrar la trilogía de Foratata, a saber: Valle de Tena, Capricho de Primavera y Anzas. Por enmedio hemos hecho también la Encantaclásicos Isabel y yo, así que este año ya voy bien servido de Foratata.
Vía abierta en 2017 por www.sueñovertical.com en memoria de uno de sus amigos, Antonio Antoñanzas. Ambos coincidimos en que existen pocas maneras mejores de homenajear y recordar a una persona que amaba tanto la montaña que dedicarle una vía y ponerle su nombre a un largo tan elegante. Chapó por sus amigos y familiares. No llegué a conocerlo personalmente pero teníamos amigos comunes y todo el mundo habla bien de él. Mi más sincero reconocimiento a este gran amante de la montaña.
Son las 7 am cuando salimos de Zaragoza rumbo a nuestro querido Pirineo. Tenemos más sueño que alma los dos y vamos compartiendo confidencias de padres escaladores, pero sarna con gusto no pica. Buena charla y buenas risas. Parada técnica para el café y tras otro ratito de coche llegamos a Formigal y a donde debemos de dejar el coche, al final de la calle Foratata. Vemos a Ursi salir de su casa, seguro que se hubiera venido bien a gusto. Hay dos coches más pero ambas cordadas fueron a la Valle de Tena. Menos mal.


Aproximación: 
La Pared se ve muy bien desde el coche e impresiona bastante. Tienta a ir de forma directa como hicimos con la Capricho, pero lo más cómodo es subir por el acceso hacia la vía normal de la cara Sur, camino que coincide con el de la Valle de Tena un buen rato. Subir por la pista y enseguida pasar una valla para ganado. En unos 5 minutos se acaba la pista en un prado. Seguir en diagonal izquierda, por donde indica un hito y una piedra con una flecha. Por la hierba hay un camino bien marcado; continuar por él durante unos 20 minutos (hitos y marcas de pintura azul/blanca) hasta llegar a un collado que se forma en un espolón de hierba y roca que sube hacia la Foratata. Hemos pecado de nuevos y vamos super abrigados, como los abuelicos vamos bien tapadicos no vayamos a coger frío. Menudo calor estamos pasando y no son ni las 10 am. Seguimos por el sendero que sube por el espolón, y en unos 15 minutos llegamos a otro collado con pinos grandes. Una vez superado, el camino se separa en dos; el que se va ligeramente a la derecha es el que conduce a la vía "Valle de Tena"; nosotros hacia el espolón (hay sendero y muchos hitos). En otros 20 minutos llegamos a un hombro, donde hay un hito grande, que está a unos 60 metros de la Canal Sur de la Foratata. Desde el citado hito seguir otra linea de hitos, bajando en diagonal hacia la izquierda por una pendiente inclinada algo incomodilla. Después de las primeras rampas se llanea. Seguir los mojones y en unos 10 minutos se llega a pie de vía, en el que hay un último hito y el nombre "Anzas" pintado en la pared. Estimar de 1:15 h a 1:30h. de aproximación desde el coche.


Y aquí estamos, son las 10.45h a la sombrita mañanera, trago de agua y unas barritas y preparamos todo el material. Voy a empezar yo, no por nada en especial la verdad. Por sensaciones y porque Carlos es un tío grande que te deja elegir los largos que quieres hacer sin problemas y todo le parece bien. El material necesario 22 cintas como pone en la reseña para el L6 y por si queremos empalmar largos, cosa bastante factible y útil, por no eternizarse.  Unas cuantas alargables iran de lujo. El grado de la vía obligado si será 6a en libre 6b+. Carlos la liberó entera y yo me ofusqué en el largo 3 y no pude, cosas del directo. A la sombra hace algo de fresco, y aún pensamos que no hemos hecho tan mal llevando forro polar y cortavientos. Carlos lleva hasta la chaqueta de fibra. Mucho más fuertes nos pondremos con el lastre.
 
L1+L2: 65 mts 6a. Me arranco yo por soleares. Bien de guitarra y de palmas. Primer largo muy bonito, de algún paso curioso y de ir cogiendo el tiento a la vía. Pasos de diedro de colocarse y de ir tirando. Más dificil abajo. Roca bastante saneada con alguna zona terrosa y alguna piedra suelta de tantear un poco. Se hace bien. Llego a la reunión y me quedan 4 cintas. Dudo en empalmar, pero el siguiente largo se ve sencillo. Al final me lo tiro y me sobra una cinta incluso. Largo que empieza bien, por roca y luego de andar e intentar pisar la menos hierba posible. Con cuerdas de 60mts llega bien si las gestionas de forma correcta.


L3: 25 mts. 6b+. Llega Carlos a la reunión, cambiamos material y se tira este largazo que parece más fácil desde abajo de lo que es. Lo veo sufrir y apretar de lo lindo hasta la reunión pero resuelve con calidad. Largo corto y técnico con final feliz (modo ironía on). Salgo yo y hasta debajo del desplome voy bien. Me echo muy a la derecha y me ofusco, no me muevo bien y veo que me estoy petando por la tensión. La cinta me tienta y ya sabes que cuando haces "pop" ya no hay Stop. Acerada como dios manda. Luego en la salida tengo que acerar otra vez en la reunión porque dos no caben bien y se molestan. Llego con la boca como una zapatilla. No he andado muy fino no. Me veo que me voy a arrastrar por toda la vía. Cambiamos de nuevo los cacharros y salgo. Esperemos que esto cambie si no va a ser un vía crucis.


L4+L5: 55 mts 6b+. Salgo yo con la boca más seca todavía que el sahara después de echar un trago y con el culico bien preto. Comienzo bien pero al rato tengo que descansar un segundo colgado. Respiro y me coloco bien. Como si me hubieran encendido un interruptor empiezo a culebrear de forma elegante, poniendo bien los pies, aprovechando las dos paredes, espatarrandome donde debo. Salgo dignamente del diedro (para eso escribo yo el blog y pongo que salgo como quiero jajajaja) y continúo otro largo más. Largo bonito de placa con algún pasito aislado con tendencia a izquierdas, incluso tocamos unos tubos de organo muy chulos. Me empiezo a encontrar más motivado. Llego a la reunión y  veo el siguiente largo que comienza con un diedro ligeramente extraplomado y me retroalimento de ganas. Carlos libera y disfruta aunque tiene pasos pretones nos pareció menos fino que el anterior. Llega a la reunión como un titán.

L6: 40 mts 6b+. Largazo que Carlos me cede amablemente. Me quiero quitar la espinita de mi arrastrada en el L3. Salgo cargado como una mula de cintas (22 ni mas ni menos) y voy sacando el diedro poco a poco. Canto neto donde tiene que haber pero tira para atrás, hay que ir bien de pilas. Algún movimiento más técnico y ya estoy en la salida. Una placa lisa y fina y un tramo mas sencillo me separan de la reunión. Comienzo los pasos bailando y disfrutando hasta un bidedo salvador. Chapo y miro los pasos finos finos y luego al canto. Encadenada a vista! Al menos algo me llevo a casa. Que el cuarto lo puedo considerar liberado pero no a vista. Carlos sube y resuelve de forma tranquila y eficiente. Largo más continuo en el grado que los anteriores. Desde luego el largo 5 estrellas de la vía.


L7+L8: 55 mts IVº+. Largos que empalma Carlitos. El primero de andar y el segundo con algún pasito aislado. Lo principal no tirar mucha cascarilla y llamar bien a la puerta. Largos de transición.

L9+ L9bis: 60 mts Vº. Largo sencillo también de algún paso aislado que me tiro yo. La verdad es que no recuerdo mucho, será sencillo seguro. Salida a la vira herbosa y andar hasta la reunión tirando como un mulo de las cuerdas. La reunión se ve fácilmente en la pared, pone Anzas, por si hay dudas junto a un bolt y un cordino rojo. Recupero a Carlos y nos tomamos un respiro, sobre todo los pies. Nota para los innovadores e investigadores: gatos que no hagan daño y sirvan para apretar, ahí lo dejo. Hasta aquí unas 4 horas de escalada. No somos escaladores de velocidad pero tampoco vamos nada lentos y este es el tiempo que nos ha costado.



L10: 30 mts. 6b. Entrada en bavaresa por zona facil hasta doblar un espolón y ver la "placa Anzas". Largo que se tira Carlos con pasos bonitos pegado al filo. Se ven las marcas de la goma de los pies de gato donde apoya la gente. Placa fina de bailar con minipresas y bien de equilibrio. Salgo yo con los pies en caldete, el sol y los gatos no son buena combinación. Yo la saco prácticamente por el centro con dos apoyos en el filo, paso finos de adherencia y de presas minimas pero tumbada. Bonito detalle y bonito largo. Quedará para la posteridad.


L11+ L12: 60 mts 6a. La sorpresa del día, esto no estaba en los planes. Placa de salida fina mandarina donde cuando coges el cantazo te crees que has salido pero no es así. Baile que resuelvo con dignidad aunque hay algún momento que barrunto el resbalón y la caída. Luego más sencillo hasta un pino, después un paso raro nada más empezar y buscarte la vida para esquivar el boj y poder pisar roca. Sin más hasta una reunión cómoda y protegida de la caída de piedras que pueden caer en el largo siguiente. Carlos gruñe pero encadena en un tiempo que a mi se me hace eterno por el recocimiento de pies. Que ganas de acabar. Corre Moli que me muero jajajajaja.

L13+L14: 50 mts Vº. Salida de la reunión por zona cómoda para luego girar a la izquierda por una diedro-canal y luego más a la izquierda por un espolón. Sencillo hasta la reunión luego se acaba la buena roca y consiste en no tirar nada y subir lo más dignamente posible, casi hasta la cima. Para mi sorpresa Carlos grita reunión antes de lo esperado puesto que me creía que eran 60 mts. Salgo como un cohete y hasta la cima!!.



Abrazo y hermandad cimera. Momentos como estos son por los que subimos hasta aquí arriba. Toca recoger las cuerdas y el material. Un paseo corto por arista, corto son 20 metros apenas, hasta la verdadera cima de Foratata. Foto y abrazo. Decidimos bajar por la normal de la cara norte que me la sé de la última vez. Dos rapeles hasta el colladito, uno desde un pino, donde acaba la vira, un destrepe con cuerda fija y luego volver hacia Formigal por sendero cómodo. La bajada nos costó 2h horas exactas con una parada para comer un rato. Es decir un poco menos. Si miras como hemos realizado la vía quedan 9 largos de 6a, 6b+, 6b+, 6b+, IVº+, Vº, 6b, 6a y Vº. Así impresiona más de lo que es pero aún así es una actividad de entidad y no hay que menospreciarla. Son 1h 30´ de aproximación, 5h 40´ de escalada y 2h de descenso. Salen de 9 a 10 horas de actividad de montaña. Luego podemos entrar en la discusión de el equipamiento, la continuidad, la roca... bla bla bla. Pero el resumen es que sale una actividad agradable (como te gusta esta expresión eh Isabel?).


Si la comparamos con trilogías cinematográficas, ya que soy un poco friki también en esto, si fueran Star wars Valle de Tena sería "una nueva esperanza", Capricho de primavera sería "el imperio contraataca"  y Anzas sería "el retorno del Jedi". Si lo comparamos con Batman queda claro que Valle de Tena seria "Batman Begins", Capricho seria "Batman: the dark knight" y Anzas sería "Batman Rises". Que quiere decir esta tontería, que según mi gusto valen la pena las tres, aunque haya alguna mejor que otra, porque son una trilogía fantástica y hay que hacerlas. Y de paso ver las películas por enésima vez jejejeje.
En la bajada al final sí usamos la chaqueta que tan alegremente porteamos toda la vía, aunque no el forro polar. Eso sí por una vez nos sobró agua y comida. ¿No estaremos haciendo viejos?.

 
Y con esto y un bizcocho nos vemos por ahí arriba más pronto que tarde, espero. Y que la fuerza te acompañe.

viernes, 1 de septiembre de 2017

Ascension al Monte Perdido (3355 mts) por la ruta de la Escaleras (III PD) u original.



" No es cierto que la gente deja de perseguir sus sueños porque envejece, envejece porque deja de perseguir sus sueños."  Gabriel García Marquez.

Nada en esta vida termina hasta que uno se da por vencido y menos en la montaña. Siempre que las enfermedades te respeten claro está. En la gente que me rodea veo ejemplos todos los días de lucha y superación, mi padre, el tio de Isabel... Somos frágiles y el componente suerte (podemos decir genética pero es suerte al fin y al cabo) está ahí. Así que con un poquito de fortuna podemos estar años y años en el candelero y disfrutar de la montaña durante mucho tiempo.
Esta historia comienza las navidades pasadas cuando el tío de Isabel, Antonio, me pide que quería subir al Monte Perdido y que le podíamos ayudar. Le digo que estaríamos más que encantados de hacerlo, por su puesto. Pero primero os tengo que presentar al tío Antonio. Un deportista de 70 años, que se mantiene en forma y se cuida, que sale a correr con asiduidad y todos los años hace la 10k de Zaragoza. Tiene en sus alforjas varios tresmiles y dos de los tres grandes, Aneto, Posets y le falta este. Como luego nos confesó casi daba por perdido, valga la redundancia, subir este gran monte y cumplir su sueño.


Y aquí estamos, este fin de semana tocaba el Trail Valle de Tena, de momento lo había corrido las dos ediciones anteriores pero en esta ocasión,  la verdad, es que no he entrenado nada y para hacer la risa y sufrir siempre hay tiempo. También era uno de los objetivos de Isabel después del embarazo pero le recomendaron que no corriera tan pronto a ese nivel. Tengo fiesta en el trabajo y no tenemos compromisos. Plan a la vista. Sólo nos falta alguien que cuide del pequeño terremoto que tenemos por hijo, y sus abuelos se ofrecen encantados. Ya tenemos todas las piezas del puzzle encajadas. Reservo pues plaza en el bus que sale de Nerín a los miradores de Ordesa a primera hora (5.45h) y nos preparamos para la aventura. Es bueno reservar con tiempo porque en verano está hasta arriba de gente. 
Que os puedo decir del Perdido, un grande de los grandes. El macizo calcareo más alto de Europa, masificado en verano por la normal cualquier día entre semana pero con unas vistas de impresión. Lleno de historia desde que en 1802, el Pirineísta frances Ramond, acompañado de dos guias y un pastor de pineta conquistan su cima. Hasta la fecha donde supone un reto para el montañero medio. Cumbre preciosa y visible desde muchos puntos de Aragón, inconfundible y atrayente a la par. Es normal que Antonio quisiera disfrutarla al menos una vez.
La meteo es prometedora para el día de actividad, buen tiempo con nubes y lluvia prevista a partir de las 19h. Nos sobra tiempo si todo va bien para subir y bajar. Tengo todo el material preparado, arneses, cascos, cuerda, algún fisu y el Camalot del 0,5 por si acaso. A la postre no usaremos nada y lo portearemos porque sí pero en caso de problemas o de encontrar dificultades inesperadas hubiéramos tenido medios a nuestro alcance para salir airosos.


"Here comes the sun..." Suena el móvil. Madrugada de las buenas, a las 04.30h arriba. Desayunamos y rápidamente salimos rumbo a Nerín. El autobús como he dicho sale a las 5.45h y tenemos media hora de coche. Llegamos a tiempo, junto a otros muchos que van a probar fortuna y marcarse una buena ascensión. No me paré a contar la gente que habría por la normal ese día pero seguro que más de 100 y por esta ruta apenas conté 10 o 12. Duermo como un bendito toda la ruta del subida en el Bus que apenas son 45 minutos. Son las 06.30h y aún no ha amanecido pero es hora de empezar a caminar. Miro el reloj y me marca poco más de 2000 mts. Es decir que sobre el plano saldrían 1350 mts de desnivel positivo, pero en verdad saldrán unos cuantos más. Isabel conecta el suyo así que tenemos video tipo Kilian de la ruta.


Salimos rumbo a un collado donde vemos clarear y amanecer poco a poco en las tres Sorores. No hay más que seguir el marcado sendero y a la gente que sale a la carrera como si de una competición se tratara. Ver Ordesa desde arriba es una imagen que nadie debería de perderse.


Paseo por los miradores de Ordesa rumbo a Goriz y a nuestro objetivo. Conforme nos vamos acercando cómodamente vemos la posibilidad de sin perder altura, empalmar con la ruta normal sin necesidad de llegar al refugio de la FAM. Hay gente que nos sigue y alguno que no se fía y deciden seuir por el sendero más marcado. Siguiendo una ruta poco definida y algún hito disperso enganchamos con el camino normal, justo debajo del primer contrafuerte que debemos rodear. Antes de llegar algún mínimo paso de echar las manos para ir entrando en faena. Ritmo Antón (el de Isabel) cómodo, suave pero constante. Vamos paso a paso ganando altura.
Una vez pasada esta parte, toca seguir ascendiendo hasta el desvío en una pedrera a la derecha, son las 08,45h. Está marcado con un hito y no tiene posible equivocación. Ganamos por esa pedrera, en fuerte pendiente, un colladito de forma directa pero sencilla. El cielo está velado y sopla aire que a ratos vuelve el ambiente fresquito.


Decidimos no parar aquí, puesto que hace bastante viento y continuar hasta encontrar una zona resguardada. Seguimos hacia la izquierda por unas gradas sencillas pero con patio (I+) y encontramos una roca donde protegernos y echar un trozo de chocolate y algún orejón a la panza. Seguimos ruta detrás de un padre con sus dos hijas a los cuales hemos adelantado en la subida previa. Iremos todo el rato más o menos a la par, un rato ellos por delante y otros nosotros. Vamos sorteando escalones con pequeños pasitos sencillos pero de prestar atención. Llevábamos GPS con el track pero la ruta está suficientemente marcada con hitos como para no perderse. Otro peso más sin uso. Pero como he dicho antes con la cuerda, el arnés y el material en caso de problemas es otro as que nos guardamos en la manga. Así que, salvo problema serio de verdad, podemos afrontar cualquier contratiempo con garantías sin tener que tirar de móvil y de GGCC. Esto debería de hacer reflexionar a mucha gente.


Un nuevo escaloncito más y otra zona de pedrera hasta que nos plantamos ante el último resalte que nos dejará en la arista cimera de Punta Escaleras (3027 mts). Varias alternativas con la misma dificultad. Nosotros cogemos una especie de resalte de la parte izquierda. Enseguida en la primera cima de día. CIMAAAA y abrazo de los buenos como siempre. Preciosas vistas del Cilindro, del Taillón y de todo el macizo. El poderoso Soum de Ramond nos observa a la derecha y un fuerte viento nos hace disfrutar poco de la cima. Hay cobertura en este punto y 4g! Por si queréis dar novedades a la familia. Son las 10.15h. En poco más de hora y media desde el desvío nos llevamos el primer tresmil de la jornada.


Desde aquí ya vemos lo que nos queda claramente. Los dos escalones y la cima del Perdido. Toca bajar un tramo hasta un colladito con un vivac donde paramos a comer algo resguardados en el mismo. Hace bastante frío y es momento de abrigarnos. Seguimos por el sendero y pasamos un resaltito hasta otro tramo de piedras algo más incómodo y ya con sol. Esta zona esta más protegida del viento y pasamos calor hasta que llegamos a la primera chimenea. Toca equiparse algo, nos ponemos los cascos y decidimos explorarla sin encordarnos. De hecho no hizo falta en ninguna de la dos. Subimos con facilidad hasta una zona de roca descompuesta pero sencilla. El tío de Isabel no puede evitar tirar un par de rocas y el padre y las dos hijas que nos seguían que sorprendentemente no han esperado a que subieramos hasta arriba, reciben el inesperado bombardeo. Una piedra le da a una de las chicas en la pierna con susto pero sin consecuencias. Salimos a izquierdas por unas viras sencillas y tras unas trepadillas por terreno incierto otra vez pedrera rumbo a la siguiente dificultad.


La segunda chimenea no tiene pierde y es de roca más compacta. Fácil de escalar también y equipada con una cuerda fija, no vemos necesario encordarnos. Unas instrucciones de donde debe ir poniendo los pies y las manos, un pequeño pasito de III y ya estamos arriba. Ahora solo nos queda el repecho final. Primera parte por zona poco definida también, ya se va notando la altitud y con algún paso de echar las manos y luego pedrera cansina pero con camino marcado. Ya no nos queda nada!.



Ya vemos gente asomar en la vertical. Alguno incluso nos echan fotos. Son poco más de las 11.40h y hacemos CIMA!!!.
"Perdido debajo del monte Perdido... Perdido estuviste pais...". Pocos picos tienen unas panorámicas tan privilegiadas.  Aunque el día no es claro del todo se ve medio Pirineo y disfrutamos de este momento; primero todos juntos con un abrazo y luego en soledad cada uno con sus pensamientos. "Mi viejo condado señor de los montes, te estabas dejando morir...". Es una cima única y un verdadero reto para Antonio que lo ha pasado con matrícula de honor cum laude. Fotos y algún beso. Bocadillo y tragos de agua. No nos demoramos mucho y comenzamos la bajada. "Perdido el orgullo, perdido el futuro. Perdido, perdido país".


Ahora viene lo malo, infinita bajada hasta Goriz con la siempre vertiginosa escupidera, la caotica y elegante ciudad de piedra, las cadenas y demás zonas archiconocidas. Son las 15h cuando llegamos al refugio para tomarnos la merecida cerveza y celebrar ahora con plenitud de derechos lo logrado. El bus de vuelta no sale hasta las 18h así que comemos el resto del bocadillo que nos quedaba y apuramos hasta las 16h vagueando sobre la hierba. Cuesta arrancar pero poco a poco vamos cogiendo ritmo y calentando de nuevo la máquina. Al final llegamos con unos minutos de sobra al bus pero teniendo que apretar el ritmo. Eso sí con muchas fotos echas de los preciosos paisajes.


Es hora de volver a casa y disfrutar de una merecida cena y de ver a nuestro pequeño, aunque antes tendríamos algún problemilla con el coche que se nos quedó sin batería por un descuido, cosas del directo. Al final todo solucionado y llegada pletórica donde nos espera el resto de la familia.
Ha sido un placer, un orgullo y una emoción muy grande poder guiar y disfrutar de esta actividad con el GRAN tío Antonio y ver su cara de felicidad en una de las cimas míticas de nuestro querido Pirineo. Con Isabel como profesora de bajadas y gran compañera aún mejor. Otra actividad que hacemos juntos tras la llegada del peque, estos pequeños momentos también te dan un poco la vida y hacen el día a día un poco más especial si cabe.


Nos vemos por ahí arriba, más pronto que tarde espero.