jueves, 1 de octubre de 2015

Barranco de Bitet y barranco de Soussoueou


" El pueblo, el fuego y el agua no pueden ser domados nunca ". Focílides.

Día de barrancos de los de verdad. Ya toca remojarse un poco las posaderas. Primer objetivo del día el Barranco de Bitet inferior. Uno de los descensos con mayúsculas del pirineo. Hemos dormido en Tramacastilla y quedado con Paco y su cuñado en Escarrilla. Desayunamos otra vez, que se espera la mañana fría y vamos rumbo a la entrada. De camino en Francia hacemos la parada de rigor en la presa para ver si hay suelta de agua. Hoy esta libre.
La mañana no ha amanecido muy clara y de momento en Francia el sol no hace por asomar. Dejamos nuestro coche en la salida del barranco y vemos el caudal aquí abajo. Marca justito rozando lo negro, pero se puede descender. Subimos todos con la furgoneta hasta la entrada del barranco. La pista es un poco feota pero este año se puede subir bien. El come come va por dentro, va a ser emocionante con esta caudal.


Nos equipamos arriba. Aquí el agua marca en el medidor nivel negro. En principio estaría prohibido. Es por poco, y no es un barranco desconocido, así que decidimos meternos y disfrutar de la dificultad. Es una decisión consensuada y meditada de acuerdo con nuestro nivel, nuestras condiciones físicas, experiencia y equipación. El riesgo lo asumimos nosotros a sabiendas de las consecuencias.


Entrada desde la roca, salto y badina con mucha fuerza que si no lo haces bien se te lleva al fondo. Salta Paco, yo monto una reunión en un tronco y lo aseguro. Las pasa canutas para salir del caudal. Ciertamente esta peleón pero ya está en la reunión. Uno de los químicos está inutilizado por los golpes del caudal. Isabel y el cuñado salto guiado, sin problemas. Yo desmonto y Paco me recoge. Sin problemas también. Impresionante entrada! Este barranco enamora. Hay una alternativa de rapel desde una árbol que te lleva hasta abajo, nunca la hemos hecho y no os puedo informar.
Lo siguiente un rápel (Tobogán he leído pero nunca lo he hecho) alejado del caudal y de recepción cómoda. Después de esta entrada todo parece sencillo. Seguimos avanzando y disfrutando de las bellas imágenes que nos deja en la retina este maravilloso recorrido. Un pasamanos resbaladizo con salto al rebufo, marmitas y pasos. Risas y fotos. Es un barranco digno de ser realizado. Técnico y estético. Nunca he podido ponerle un pero. Seguramente la compañía siempre ha sido maravillosa. Esta vez mejor si cabe.


Llegamos a la parte dura, el pasamanos que hay que montar para evitar el caudal. Esta vez monta Paco, y me toca a mi recoger. Isabel y el hermano de la otra Isabel pasan sin problemas. Yo necesito un estribo para recuperar un mosquetón, pero sin problemas también. Como disfrutamos. Un poco más de diversión y sale el sol que nos reviene un poco.
Nos acercamos a la zona de prohibición de paso, mucho riesgo de caída de troncos. Salimos a la carretera y un poco, luego volvemos a bajar por una zona muy marcada. Entramos en la parte más bonita. Los oscuros y el rápel volado de 30 mts que cae a la cascada. Excepcional bajada y sensación. Recepción buena. Rapelamos todos tranquilamente y recogemos cuerdas. Siguiente problema un salto difícil de posicionarse con tanto caudal. Hay que saltar desde un tronco encajado en el cauce pero el agua lo dificulta mucho. Al final uno a uno lo salvamos sin problemas.


El resto del barranco zonas de disfrutar y ninguna dificultad aparente. Ha sido brutal! De los que hacen afición y enganchan. Todos lo hemos gestionado con nota alta. Salimos eufóricos. Comida y a por el siguiente, que el día es corto y las ganas son muchas.


El Soussoueou, o como todos le llamamos el SúSú, es un barranco radicalmente diferente. Un aquapark muy explotado por las compañias pero muy divertido. Hay que mirar de bajada con el coche si van a hacer suelta de aguar en la presa cerca de la carretera. Una vez tomado el desvío subimos por una pista un buen rato y llegamos a una zona de picnic donde dejar los turismos. La aproximación no llega a una hora por un sendero bien marcado hasta un puente, y el barranco si no repetimos toboganes no llega a 1h30´, un buen complemento para la jornada.
Toboganes y más toboganes, algún salto y algún rápel obligado. Solo hay que disfrutar. En este barranco está uno de los famosos rompetibias (como el del Llech). No sabría deciros donde está, una buena técnica en la colocación de los pies creo que evita ese problema. Lo he hecho dos veces y nunca he tenido problemas. Gran barranco para disfrutar y completar una maravillosa jornada.


Mis consejos. Apúntate a un curso o aprende con gente que sepa de verdad. No sobreestimes las posibilidades del grupo ni subestimes los riesgos del barranco. El que marca en nivel es el menos experto y el que menos en forma está. Aprende a renunciar, en la misma zona seguro que tienes otros barrancos con mejores condiciones. Y disfruta!.

video


Un saludo y nos vemos por ahí arriba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario