martes, 2 de mayo de 2017

De Ueli, del riesgo y del sentimiento de la montaña


" El alpinismo forma parte de mi vida, de mi personalidad. Si dejara de practicarlo dejaría de ser yo mismo." Ueli Steck.


Porqué me lanzo a escribir estas palabras. No sabría muy bien como explicarlo. Pero la muerte de Ueli Steck me ha removido una parte de mis cimientos de una forma que no me esperaba y necesitaba expresarlo. Y no sólo a mi, creo que al mundo montañero en general.
No lo conocí personalmente, pero formaba parte de nuestra filosofía de vida y de nuestro mundo. No soy un alpinista de élite, disto mucho de serlo. Soy un escalador del montón, que hace años que no encadena un 7a (aunque estoy en ello), que ha estado menos veces en Alpes de las que querría y de los que se quita horas de descanso para cumplir pequeños sueños en Pirineos, Riglos, Montrebei... Podría ser perfectamente tú.
En la caja de mis primeras botas de montaña venía un libreto con Lynn Hill y el encadenamiento del Capitán en libre, ya ha llovido. Cuando yo apretaba en caliza el señor Ueli ya subía la norte del Eiger... Y de repente salto a la palestra mediática con sus ascensiones, con su se puede hacer más rápido, mejor, más puro... Muchos empezamos a seguirle y a leer cosas sobre él. Y sin quererlo creó una corriente, o más bien puso de nuevo de moda una corriente que representaban Terray, Rebuffat... pero sobre todo Walter Bonatti. 
No importa el qué, lo que importa es el cómo. La búsqueda de la pureza, de lo simple. Del sentimiento de la montaña.
Quien se quedara sólo con sus records y sus proezas no entendía nada. Era un alpinista fuera de serie sin duda. Pero lo que le caracterizaba era su tesón, su fe en si mismo, su visión futurista de lo posible. Y sobretodo su filosofía y su forma de entender la montaña.
Quizá su aura de "lo tengo todo bajo control" nos ha dejado más tocados. Su filosofía del entrenamiento por encima de todo, del minimizar los riesgos con una buena preparación, su preparación del material al milímetro... Sabíais que en sus tres records a las caras norte llevaba una cuerda en la mochila por si acaso?. 
Muchos hemos madurado con sus entrevistas, sus vídeos... Nos enseñaste una lección de moral con lo que hiciste en el Annapurna. Si se quiere se puede. No llegaste a tiempo pero lo intentaste con más fe que cabeza. Con el amor sin pedir retribuciones por el ser humano y el compañero . Cuanto más amable y acogedora sería la montaña si todos fueran como tú. Cuanto más sincero y bello el mundo montañero.
Quizá es el representante de una generación, junto a algún otro, de la forma de sentir y de vivir la montaña. De mi generación. Y se fué. Yo te echaré de menos.


Mis cimientos se han movido un poco. Fiel creyente en el entrenamiento, como tú, nunca me he metido en algo que no considerara en mis posibilidad valorando todo en conjunto. Si he tenido como objetivo el hacer un corredor X he entrenado Dry Tooling, he empezado por otros más sencillos... Si he escalado un tapia en clásica voy sobrado de grado y mido mis movimientos. Si he corrido por una arista antes he entrenado muchos kilometros en las piernas, bajadas, terrenos diferentes... Alguna vez me ha acompañado la suerte seguro. He ido solo varias veces y alguna vez he forzado por convicción. La fe en mi mismo y en mi preparación soportaban las dudas y rechazaban los peligros. Quizá como él. Quizá su reflejo me hacía más fuerte. Quizá pensaba que al igual que Bonatti, Profit o Messner, para Ueli el riesgo extremo se terminaría y acabaría su vida haciendo otras cosas y otros retos.
Y aún así nadie está libre de un accidente, de un fallo, de un golpe de calor o un mareo. Es un riesgo que asumimos cada vez que salimos a la montaña. Para él subir el Nuptse es como para mi subir una arista de III. No creo que arriesgara como otras veces. Su riesgo era limitado porque entrenaba para ello. No se la estaba jugando.
Realmente vale la pena dar el todo por el nada?. Porque eso es el Alpinismo, jugárselo todo por algo que sólo tu vas a sentir. Algo inmaterial e intangible. Muchas cosas esperan abajo que llenan el alma pero quizá no lo hicieran de la misma manera si no subiéramos arriba para echarlas de menos y para vivir tal y como nuestro espíritu nos reclama. Para vivir de verdad.

Yo creo que sí, que vale la pena. No sé vivir de otra manera. Lo he intentado y fallé estrepitosamente. Quizá su muerte nos ha hecho a muchos reflexionar, cada uno en su medida y estoy seguro que con ello nos ha regalado una última lección. He vibrado contigo Ueli, siguiendo tus videos, me he emocionado, y a veces hasta me he sentido como tú, corriendo con los piolets por corredores de nieve; has sido puro y has vivido como querías. Ahora brilla una estrella más en el cielo.

Gracias y hasta pronto.

13 comentarios:

  1. Conmovedora reflexión. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por leerla y por el comentario.

      Eliminar
  2. Precioso ! Me ha conmovido y encantado leerte. Llevo muletas de un vuelo hace unos dias y la verdad es que ahora aprecio más que nunca el valor de las personas que lo dan todo por su pasión. Gracias por escribir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a recuperarse y a entrenar dedos en la tabla que para eso no hacen falta las piernas!. Muchas gracias por el comentario.

      Eliminar
  3. lo podía haber escrito yo. Buena y acertada reflexión, pensé lo mismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo puse palabras al sentimiento de muchos. Muchas gracias por el comentario.

      Eliminar
  4. Buena reflexión, trayendo a la mente quien realmente era Ueli para todos nosotros y para la montaña. ¿Será que cuando amas algo llegas a la medida de sentirte y ser uno con ella? Sí, esa es la única forma de ser algo más que sólo un individuo que va a la montaña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el comentario. El sentimiento de la montaña es algo que no se puede explicar. Es personal de cada uno. La montaña siempre te devuelve mucho más de lo que te pide. Hace mejor a quien quiere ser mejor. No se cual es la respuesta a tu pregunta, pero prometo seguir buscándola.

      Eliminar
    2. Yo creo que esa es la pequeña gran diferencia...somos montaña! Llega un punto que lo sientes...como se inicia esta reflexión al principio.." El alpinismo forma parte de mi vida, de mi personalidad. Si dejara de practicarlo dejaría de ser yo mismo." Montaña y salud para todos

      Eliminar
  5. Preciosas palabras. Me han gustado mucho y las comparto totalmente. Adiós Ueli.

    ResponderEliminar
  6. Su visión del alpinismo se pesa en la misma balanza que tantos otros, que por desgracia también se fueron prematuramente. Quizás Ueli estos últimos años nos haya hecho participes de su manera de afrontar las ascensiones, sea cual sea el nivel de cada uno y su carisma haya hecho el resto.
    Su figura entra en el olimpo junto a; Terray, Bonatti, Buhl,Mummery, Messner, Kukuzca,Proffit, Loretan, Humar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una estrella más en el firmamento. Un referente de una generación. Muchas gracias por el comentario.

      Eliminar