martes, 31 de enero de 2017

Ascensión al Pic de Peyreget (2487 mts)


" Cuando vayáis a la montaña no os hagáis preguntas. Disfrutad de la experiencia, del viaje, de vuestra pasión. Pero no esperéis respuestas. Sólo disfrutar." Jordi Tossas.

Había otros planes y en los mismos contábamos con más días para disfrutar del monte pero problemas familiares nos hacen anular el fin de semana largo de montaña que nos habíamos planteado. Sólo nos escapamos una noche, que ya teníamos reservada en Jaca para ver la conferencia de esos dos grandes ALPINISTAS y amigos que son Jorge y Chema Galve y su "alpinismo delictivo" ( http://hermanosgalve.blogspot.com.es ).
Un placer acudir a su debut y disfrutar de su compañía. El privilegio es nuestro cada vez que compartimos actividad.
Debido a estos temas familiares que he comentado arriba, de tres días de los que disponíamos queda una mañana de actividad en la cual me puedo escapar yo. Mientras Isabel, (no os podéis imaginar lo agradecido que le estoy por cada momento a su lado) cuida de nuestro retoño. Al final, ella acabó paleando la entrada del garaje de unos que no quiero nombrar jajajajajajaja. En resumen y para no extenderme, mi plan era salir con los esquíes aunque sea sólo y por pistas... Pero por si acaso lanzo un globo sonda en la charla y a la primera encuentro a alguien en mi situación y que se apunta al plan que sea. Sara o Sarika Montesa. La conoceréis por su blog " Montañas de Ayer y hoy." Una chica sincera y encantadora con la cuál disfrute de una genial jornada. 
Ya tengo compañía, ahora falta un destino. Hay riesgo 3, pero no en todas las zonas y orientaciones. Decidimos, después de que ella recabe mucha información de primera mano, ir a la zona del Portalet y subir el Peyreget, clásico entre los clásicos. Y para bajar en virtud de las condiciones elegiremos sobre la marcha.

Salimos pues sin madrugar mucho desde el parquing de pistas de Portalet después de que Sara me recogiera en el hotel en Jaca. Como los tíos importantes con chofer y todo. Las máquinas aún están limpiando el acceso a la frontera. Foqueamos por la carretera hasta que nos lanzamos hacia el puente de una manera más directa. Hay huella y gente por delante. No hubiera hecho falta ya que teníamos información del día anterior, Oscar Pérez le comentó a Sara que había abierto huella y que la montaña estaba estable.



La subida es agradable hasta el col de Lou. Nieve buena y con buena huella. Vamos viendo al grupo que va por delante nuestro todo el camino. Desde el collado hay traza hasta las palas finales así que seguimos con esquíes hasta un pequeño plano algo expuesto al aire, donde cambiamos las tablas por crampones y piolet. Salvo por alguna zona con aire la meteo está respetando y el entorno está precioso. ¿Qué más se puede pedir? Bueno que Isabel también estuviera por aquí. Pero está cuidando del pequeño Diego y por lo que me enteré después, como os he dicho, estuvo paleando nieve para que Alex y Ele pudieran meter el coche en el garaje jaja!. Deporte de invierno es desde luego.



Se observa estable todo sorprendentemente, ni una purga. Como siempre las vistas desde este pico quitan el sentido. La arista cimera fácil y quizá un poco pelada para la cantidad de nieve que tenemos por otros sitios. El viento ha hecho estragos. Nos hemos abrigado un poco antes de atacar la pala final porque arriba si que comienza a sentirse el frío. Foto tras foto y paso tras paso vamos ganando altura hasta que ya no se puede subir más. Los chicos que iban por delante nos los hemos cruzado de bajada y oye que una galleta casera que me he llevado para la saca :). Muchas gracias por alimentar a un pobre montañero!



Y sin más dilaciones CIMA!:



Después de varios intentos de hacer la foto de cima y de tener que agacharnos y repetirla para tener que volver a repetirla...Al final salió lo que salió. Emprendemos pues el decenso hasta donde hemos dejado las tablas. Yo estreno crampones hoy, unos ultraligeros de peltz ( peltz Leopard ) en su versión automática. Les tengo que poner muy buena nota. Apenas 300 grms el par y sirven correctamente para zonas de nieve dura, hielo asequible y zonas de mixto sin forzar las puntas. Hay que saber que material llevamos y no dejan de ser unos crampones de aluminio, no os esperéis las prestaciones de unos crampones de acero pero salvan la papeleta. Desde ahora unos fijos en mi mochila.

Bajamos pues y toca el momento de lanzarse a disfrutar. Elegimos una pala un poco a la derecha de la sur que tiene huella y parece estable. Tras un momento de duda me lanzo como un loco a gozarla. Dos giros, tres, aviso, aviso... galletón con la boca abierta jajajaja. He intentado tirarme a tumba abierta en vez de marcarme unos giros cortos bien marcados con el bastón y he pagado el precio de la vergüenza. Me rehago y una vez juntos tiramos para abajo por zonas de poca pendiente donde la nieve deja incluso conducir como por pistas. Disfruto mucho y me quito la espinita del revolcón.


Ha sido una jornada muy divertida y ahora toca foquear de nuevo hasta la frontera y volver a la realidad. Me espera mi familia y mis amigos para comer en Trama un buen agape de lujo. Intentaré coincidir alguna otra vez con Sara, he disfrutado mucho de la compañía y es una persona precavida en contrapartida con algún otro que no tiene talento XD (no va por ti Jorge jejejeje). Luego vuelta a Zaragoza a acompañar a mi padre que estaba ingresado por esas fechas. Ha salido todo genial gracias a Dios.

Pronto haremos alguna otra aunque este año ande más centrado en la escalada, pero la nieve me llama y no puedo fallarle. 


Nos vemos por allí arriba más pronto que tarde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada