sábado, 27 de septiembre de 2014

Via del Sarrio al Anayet (2574 mts) 350 mts PD II+ Expo


" Donde hay roca, soy feliz". Isabel Antón Solanas.

Tenemos ganas de hacer algo en el Anayet, aunque estamos dudando el qué. Estos días por el valle de Tena están siendo muy productivos. Alex y Ele nos proponen intentar una ascensión diferente a una de las cumbres, que puede ser, la que más veces he subido en mi vida. Isabel no ha pisado nunca la cima de este emblemático pico. Torre de andesita, primo pequeño del Midi, guardian de piedra de canal Roya... Siempre agradecido. La decisión está tomada, vamos a por ello.

La propuesta es hacer la vía del Sarrio, un ingenioso trazado de los "muchachos" de Sendero Límite, a caballo entre la arista de los gendarmes y la cara norte. Ruta de aventura, de echar manos, de roca dudosa en muchas ocasiones... En resumen, como siempre todo un placer.

Foto sacada de la meteo que viene, añadidos los tres pasos claves.
Salimos del estacionamiento de Portalet, ya de paso vamos a hacer la pequeña ferrata hasta los ibones desde canal Roya, sin tener que bajar al sendero de la rinconada. Una vez preparado todo subimos por la pista hacia el collado. Yo hoy me noto raro, ya es el cuarto día de actividad y me cuesta hasta andar. Sin duda es una alimentación deficiente por mi parte, después de consultar a mi nutricionista de cabecera ( Ana Antón de GSK, la mejor del mundo mundial ). El resumen de lo que me pasa, es que cuando hago muchos días de actividad, no me nutro adecuadamente durante el día, como casi todos hacemos por el monte, por otra parte. Y con la cena, por muy copiosa que sea no recupero lo gastado. Como no tengo muchas reservas de donde tirar, al tercer o cuarto día me da un bajón y me quedo como tonto. Isabel lo nota enseguida porque no hablo, me quedo callado, ensimismado en mis cosas. Esta vez me pasó antes de empezar la ferrata. De hecho me tuve que soltar la linea de vida y hacerla suelto porque no era capaz de concentrarme en desplazar la linea de vida y de agarrarme adecuadamente. Igual es porque soy un hombre y la multitarea tampoco es lo mio jejejejeje. Al final un gel de cafeína, con carbohidratos... y demás cosas raras, me devuelve a la vida. (http://anayetvertical.com/714-nutricion). Reconozco que desde ese día me tomo un gel de esos cuando preveo actividad fuerte.

A lo que estamos, que me voy por las ramas. La ferrata sin complicación alguna, salvo la entrada. Una vez en los ibones de Anayet enfilamos hacia la pedrera y como referencia hay que tomar la cueva de una antigua mina, visible e imposible no distinguirla. La vía comienza un poco a la derecha, y va subiendo por terrazas y un sendero no evidente hasta pasar al otro lado, a la cara E. Primeros pasitos tontos y la roca ya nos deja ver su calidad, malísima. Seguimos subiendo y orientándonos mediante algún mojón. Primer resalte del día. Un pequeño murete de roca suelta, pero algo mejor que lo encontrado hasta ahora. Arriba hay una cinta para asegurarlo, pero se puede montar reuniones con imaginación y material claro. Decidimos en este punto encordarnos. Yo aseguro a Alex, luego sube Elena e Isabel. Por no perder el tiempo en esperar la cuerda subo a la vez que Isa. Seguimos avanzando y una pequeña travesía expuesta y un murete nos esperan. Más fácil que lo anterior, misma calidad de roca.


Llegamos a la arista y hay que buscar un paso no evidente hacia la cara norte descendiendo un poco. No trepar a la cima del Gendarme de los Franceses, se puede bajar por el filo, pero hay que montar un rápel obligado. Yo me subo y me asomo para echarle un ojo a la vía de los Balcones, hay una cordada y me apetece echar un vistazo y ver si hay un paso más fácil que por donde nos lleva el camino, por curiosear que no quede. No lo encuentro y tengo que bajar. Tirándole por el camino alguna piedra a Isabel.
Tras alguna peripecia, conseguimos pasar a la cara norte, por donde discurre el corredor en invierno. Quizá esta zona sea lo más expuesto y arriesgado del día. Pero como la montaña si algo te quita algo te puede dar, nos encontramos un regalito, un clavo y una cinta express. El clavo lo dejo, que quien sabe si no lo voy a necesitar algún día. La cinta para casa, está muy quemada por el sol, así que al menos los mosquetones los puedo usar para llevar los gatos o enganchar la mochila. Un regalo es un regalo.


Ahora sí, enfilamos la subida directa ya a la cima, por terreno a mitad de camino entre la roca y la hierba. No más de II aislado, pero la sensación de ir siempre en el filo de la navaja.
Subimos encordados, quizá Elena no está tan acostumbrada como nosotros a estos terrenos y eso psicológicamente ayuda (cómo la cuida este Alex), aunque técnicamente no le hiciera falta en absoluto, que es una titana!. Para ser sinceros, dudo mucho que muchos de los seguro que pusimos hubieran aguantado una caída de verdad de alguno de nosotros.
A lo que nos venimos a dar cuenta ya estamos en la cima!! Unos franceses nos miran con cara de sorpresa, por donde habrán subido estos colgaos?!?!. Intercambiamos fotos y comemos un poco antes de bajar por la normal. Ya estamos haciendo planes para otro día y otra actividad, pero de momento, el Anayet queda al fondo y a nuestra espalda. Bajamos dirección al aparcamiento del mismo nombre, pero giramos antes a la izquierda dirección a Portalet, el coche y una coca cola fresca nos espera. Cantamos y reímos, ha sido un día de aventura espectacular, con la más grata compañía y con un tiempo maravilloso. Ruta recomendable por ser diferente y sencilla, pero hay que ir suelto en este tipo de terrenos. 


Han sido unos días estupendos y aunque no hayamos ido a los Alpes, ha valido la pena. El último día llegamos a la base de la vía Merche, pero hacía mucho calor y decidimos  irnos al balneario de Panticosa que para eso trabajamos también y estábamos de vacaciones. Nos vemos por ahí arriba!!

martes, 23 de septiembre de 2014

Barranco de Lapazosa


"Cada uno muestra lo que es en lo amigos que tiene." Baltasar Gracian.

Otro día, otro barranco. Esta vez uno serio, largo y bonito. Un barranco al que para mi gusto sólo le faltaba un salto brutal para ser de los mejores del pirineo... Y lo encontré, más bien me lo mostraron. Pero esa historia va más adelante.
Nos levantamos en el apartamento descansados y recuperados del día anterior. Hoy toca barranco con Alex, Ele, Paco, Isabel M. y unos nuevos amigos del CEA ( Club de Espeleología de Aragón) muy atentos, profesionales y simpáticos. Un gusto compartir actividad con ellos. En principio íbamos a pasar a Francia a hacer un Soussoueou, divertido, sin necesidad de mucho material ni conocimientos. Pero recavando información no debía estar muy bien, por unas obras o algo así. Así que decidimos ir a Bujaruelo y marcarnos un Lapazosa por su sitio. Para mi uno de los grandes y de los más bonitos.


La aproximación, no nos es desconocida. Además de haberlo hecho ya, pasamos de bajada por aquí en nuestra particular GR desde el Taillón. Consiste en tomar dirección al puerto de bujaruelo nada más pasar el puente y seguir hasta un mojón gigante a la izquierda para llegar al cauce. Tomar como referencia las torres de alta tensión y un muro de piedras para saber que estáis cerca. Subida amena y divertida al paso "Antón" al que nos tiene acostumbrados Isabel, sin prisa pero sin pausa. Nos equipamos en una piedras en el cauce, últimos consejos y comienza el juego!. El primer resalte unos 8 metros, recordaba que se podía saltar. Somos un grupo variado y el más saltarín sin duda soy yo. Bajan antes, me comprueban que cubre y al lío. Para Alex y Ele su primer rápel en un barranco de los de verdad. El agua esta fría fría!.
Seguimos avanzando por esta preciosidad de barranco, no va del todo mal de agua. Lo siguiente un tobogán de lujo, menudas risas!. Ya desde el principio oigo cierto cloqueo a mis espaldas...coo coo... coo cooo... veo plumas mojadas pasar por el cauce, pero aún no tengo claro quien puede ser... tenemos un gallinaceo a bordo, pero pronto lo descubriremos jejejejeje.

video

Seguimos descendiendo resaltes, saltitos y jugando con el agua. Siguiente rápel, se puede hacer en tobogán o con la cuerda. Nos alcanzan unos chavales que venían por detrás y me dicen que se puede saltar, desde la izquierda bajando a un boj que hay en una repisa. Nos piden permiso para adelantarnos, sólo van tres y muy rápidos. Permiso concedido. Los sigo a la repisa y los veo saltar! Impresionante salto de 8 metros, con caída ciega a una poza inmensa! Es de estos que sales y hasta que nos pasas la panza no ves donde caes. Seguro e increible!!! Pena de no tener la pegatina de la gopro en el casco para poner el juguete y haberlo grabado, porque fue una pasada.


Siguiente rápel, cómodo y sencillo por una placa inclinada. Y llegamos a la parte divertida del día, a la vez que cómica, una rapel de 7 metros por cascada a una poza y luego un salto. Bajo primero. Después Isabel M. Yo espero en el medio y le digo donde saltar. Ni corta ni perezosa lo hace, en breves llevará más barrancos que yo si no los lleva ya. Baja Alex... Le digo que no hay instalación y que hay que saltar. Está a punto de hacerlo pero se gira y descubre mi engaño...ups! No lo ve claro el salto... Decide esperar a Elena, a ver si ella se raja y así escaquea saltar... Ya tengo al gallinaceo escondido en cuerpo de escalador. Baja Isa, saluda y salta. Bajan los chicos del CEA y abajo... baja Elena. Alex le dice que no es seguro, que no hace falta que lo haga, que ha visto cocodrilos abajo... Pero ni con esas convence a la titana que salta de forma admirable. Le toca al cagón... co coooo co coooooo. Pone un huevo. Pero al final salta como todos jajajajajaja. Baja Paco y recuperamos la cuerda.... recuperamos la cuerda.... recuperamos??... Pués no. Se hace un nudo arriba de lo más extraño. Tiramos con el puño, los dos colgados y nada... Decisión rápida, alguien tiene que subir por la cascada... Me lanzo al lío. Mal para colocarme. Luchamos con el agua pero al final coloco el croll, el puño y la pedaleta. En la otra cuerda pongo otro puño. En caso de que salte el nudo me quedo sujeto. Palizón para subir, el agua por los ojos, potente la cascada... llego arriba jadeando a la vez que un guía que estaba descendiendo con clientes, que no para de gritarme "Que cojones tienes!"... Desmonto todo y bajo, salto y recupero el resuello... vaya paliza!.


Me cuesta recuperar el resuello. Pero ya hemos llegado a la zona de sol y se nota. Comemos algo rápido y continuamos con la marcha. Seguimos con rápeles y saltos donde se puede.  Poco a poco nos vamos acercando al balcón, o cascada casi final. Montamos un rápel y bajo con una cuerda para montar el siguiente en simple y empalmamos los dos rápeles sin descanso, así se hace todo más rápido. Disfrute por los cinco sentidos. Se baja a un lado de la cascada sin mojarte, o puedes bajar por casi en medio del cauce. Nosotros elegimos la primera opción, aunque el intermedio esté montado en unas raíces. A mi me dieron fiabilidad, aún así las triangulé por si acaso jejejejeje.


De aquí al puente metálico dos resaltes más. Uno de ellos saltable y con una cuerda para repetir. Paco y yo lo hicimos. Un gozo, me intenté grabar pero todavía soy muy malo con esto, así que no cuelgo el video que no tiene interés alguno, os prometo mejorar. En el último intento por todos los medios no mojarme. Me quedo en una repisita quitándome la cuerda, mirando por donde puedo evitar la poza y un jabalí gigante (Paco suelen llamarlo) me embiste por detrás y salgo volando de cabeza a al agua al grito de "cabrooooooon....." jajajajajajaja me la merecía.
De ahí al refugio de bujaruelo un paseo, andar o bajar por el Ara hasta el puente. Miro la profundidad y hago algo que tenía pendiente desde hacía tiempo. Me subo al puente ante el asombro de muchos turistas y salto donde había visto mejor, Esta me faltaba. Un plato de pasta hasta arriba y para el valle de Tena que al día siguiente tenemos cosas pendientes por allí.
Ha sido una jornada amena, divertida y espectacular. Alex ya me deja caer que hasta el año siguiente no lo vemos vestido de "faralaes" y metido en otro barranco. Es muy de secano.
Ha sido como siempre un placer y un lujo compartir actividad con tan buena gente y tan atenta y profesional. Así da gusto.
Nos vemos por ahí, lo siguiente unos Sarrios al Anayet!


lunes, 15 de septiembre de 2014

Escalada en Forronías, vía "Sendero Límite" MD- (170 mts, 6a+ / Ae. V/V+ oblig.)


"Uno no se toma un café antes de escalar, tomarse un café es parte de la escalada". W. Güllich

Hemos quedado con Alex (www.anayetvertical.com) en la cafetería del camping de Escarrilla. Hoy toca apretar un poco. Tenemos dos opciones, la via Valle de Tena a peña Foratata, quizá un poco más larga de aproximación y de metros. O en la cercana Panticosa la pared de Forronías y su zodíaco. Inteligentemente entre estas vías Luis y Julio trazaron hace unos años una preciosa línea de grado asequible y bien equipada. Situada entre las vías Virgo y Escorpio.  Nos decidimos y vamos a por ella, casi nula aproximación y ocho largos algo más duros que los de Foratata, pero seguro que disfrutones. Me he vuelto loco para encontrar una reseña y entera no he sido capaz, así que me he atrevido a dibujarla yo mismo. Pido perdón de antemano por lo fallos, a los aperturistas si no les gusta. Acepto las críticas y si la puedo mejorar de alguna manera, sólo tenéis que decirlo.
Los metros son orientativos, puesto que no era mi intención reseñarla, si no copiar el croquis de otro sitio, pero no ha sido posible. 
Debemos dejar el coche a un kilómetro del desvío a Panticosa, hay un cartel de madera y sitio de sobra para aparcar varios coches. Cruzamos a la pared y por un sendero rodeamos el espolón hasta ver las chapas amarillas que marcan la vía. No tiene perdida.

Croquis de la vía propio, apertura de Luis Royo y Julio Benedé (donde pone A1 es Ae)
Y comienza el juego, la pared es netamente sur y hace un calor de muerte, mejor en otoño. De hecho acabaré bebiéndome casi todo el agua yo solito, como un camello seco.  Tomo nota para otras ocasiones, portear mi propia botella. No hemos mirado la reseña para nada y el único que la ha hecho una vez es Alex, así que nosotros vamos a ciegas. Me tiene una guardada de un barranco y un salto jejejeje. Y por ese motivo vamos a repartir los largos de la siguiente manera. Los dos primeros son para mi. Los dos siguientes para Alex. Los dos que continúan para Isabel y el techo y el largo de salida para Alex otra vez. Y digo esto porque el largo "estrella" es el tercero y su placa antes de la reunión. Os he dicho que me encantan las placas técnicas? (modo ironía on). Al final lo acabaría haciendo yo :)

L1.- IV. 20 mts de terrazas y una travesía al final un tanto rara. La cosa empezaba bien y se presumía fácil. Nada reseñable en este largo.

L2.- V+. ·30 mts. El último largo que creía que me tocaba. Placa bonita, pasos en fisura. Se cruza con la Virgo (chapas plateadas). No montar la reunión donde se cruzan. Un poco más arriba hay dos paraboles con anillas. Y un pasito fino entre medio. Muy buen largo. Alex me dice que continúe que el siguiente también es sencillo. Yo que voy eufórico me lanzo.

L3. 6a / 6a+ (por placa). 20mts. Largo por placa fina de fiarse de los pies y al final una chimenea/placa de premio. Yo lo resolví por la placa y fue duro duro, Isabel un mixto casi estilo diedro raro, algo más fácil. Alex integramente por la chimenea haciendo la vuelta del arlequín circense, no puedo definir la dificultad . Creo que yo me compliqué más pero me salió así. Menudo gol me ha metido. Desde abajo me decía que un V+ como mucho jajajajajajaja estamos en paz.


L4.- 6a+. 15 mts. Techito bien equipado y con cazos arriba. Ayuda ser alto porque yo llegué con facilidad al buzón clave y a Alex lo vi apretar un poco más. Salida en placa sencilla. Si me hubiera tocado este largo hubiera sufrido menos, es más gorila. Pero no estaba para hacerme el siguiente, la placa me había dejado seco, literalmente. Creíamos que lo difícil ya estaba hecho. Pero no era así, nos esperaba un poco más arriba el premio gordo. 


L5.- V+. 30 mts. Isabel toma la cabeza de la cordada y resuelve este precioso largo por placa de buenos agarres y desplome final de buen canto. Pasos bonitos y estéticos los que se marca. Un placer verla escalar y disfrutar de esa manera. Nosotros subimos, alguno mejor que otro, porque a alguien le agarraban los pies al subir, y se colgaban de él. Nos lo estamos pasando de muerte. Yo creo que el largo más bonito de la vía.

L6.- V. 15 mts. Este largo se podía haber empalmado, pero igual roza mucho la cuerda, si váis en doble, y sólo dos lo podéis hacer. Largo de transición por regletas y buenas presas. El techo se acerca. Isabel resuelve bien. Esta vez me toca a mi agarrarle el pie y darle por el saco a alguno. Estamos contentos pero aún queda algo nuevo para nosotros. Colgarnos cual chorizos.


L7.- 15 mts. A1/ 6a+. Pues ya que estamos aquí, tendremos que salir no?. Nos han dicho que hay un escape hacia la izquierda por las placa de la cabra. No puedo daros más datos. El largo por techo, no podría daros el grado porque ni lo intentamos, pero poco vi donde agarrarse hasta que sales. 5 chapas en artifa, aprendiendo nuevas técnicas. A parte de ser cansado, nos echamos buenas risas sobre todo como colgamos cual jamones. La salida desplome de buen canto y en seguida a la Reu. Alex marca la ruta, y me avisa que el último lo pasa peor para recoger. Isabel grita como el mismisimo Chris Sharma en los últimos tirones. Yo voy subiendo y retorciendome para recoger las cosas que dejo por detrás. Pero queda todo limpio y ha sido monstruoso el largo, que sensación más brutal. Hay que pasarlo y hay que vivirlo. Por estas cosas nos encanta escalar!.



L8.- 25 mts. V+. Despedida y cierre. Placa tumbada de canto y al final una zona más vertical con una fisura a derechas donde si buscas encuentras y si te colocas bien sale sola. Y reunión arriba en parabolts. Buen final. Abrazos y besos.

En resumen una vía para disfrutar de lo lindo. Una de las mejores de mi vida sin duda. No sólo por la escalada si no por la compañía. No han faltado risas, gritos, abrazos, apretar los dientes... Ha sido una maravilla de mañana. Y nos espera una comida digna de un marques con la siempre acogedora familia de Alex.



Material usado:
- Cuerda de 2 x 60 mts.
- 15 cintas, contar con algunas larga para usar de estribo.
- Material de reuniones.

Se puede hacer en simple, y seguro que se puede empalmar algún largo, pero nosotros no lo hicimos, así seguimos cogiendo soltura en las transiciones y aprendiendo cosas nuevas cada día. Agradecer de nuevo a Luis y Julio su incesante y desinteresado trabajo. Os estáis convirtiendo en leyenda ;) . Bueno tampoco hay que pasarse, pero da gusto repetir las lineas que trazáis y preparáis con tanto mimo. Y a Alex por compartir su tiempo y sus ganas con nosotros.


Un saludo y nos vemos por ahí arriba.

miércoles, 10 de septiembre de 2014

Barranco del Sorrosal (Broto)


"Cuando trates con el agua consulta primero la práctica y luego la teoría". Leonardo Da Vinci.

Los Alpes se esfumaron pero no nos vamos a quedar en casa estas vacaciones. Además hemos consultado la meteo esos días y han dado muy malo en Francia. El que no se consuela es porque no quiere. Tras un par de días de descanso nos subimos al Pirineo, los planes hacer varios barrancos y alguna que otra vía de escalada. Y así lo hicimos. Primera parada Broto y su siempre agradecido barranco del Sorrosal.

Topo o croquis del Barranco de Sorrosal 

Combinación de coches hasta Fragen. Estacionamos el coche en una explanada en la entrada del pueblo, nos preparamos y en unos minutos hasta un puente que cruza el rio. Unas fotos de prueba con la gopro y estamos listos para el "combate". Primera rápel sencillo para calentar y al agua. Baja algo flojo de caudal, pero para las fechas que estamos no nos podemos quejar en absoluto.


Una vez en el cauce comienza el juego de este precioso barranco, sucesiones de resaltes y toboganes, jugar con el agua. Mojarnos y divertirnos. Primer rapel de 11 metros o primer salto, yo no desaprovecho la oportunidad y voy a volar como en todos los que puedo. Aprovecho si alguien no quiere saltar para que me compruebe el fondo, el barranco está algo turbio y no aprecio bien los fondos. Reconozco que soy un fanático de los saltos, y que disfruto como nadie haciéndolos, pero siempre con cabeza, leyendo bien las reseñas y las topos y si puedo comprobando con alguien la profundidad de la recepción. Aprecio y mucho, mi integridad corporal.
Estrechos, más saltos, toboganes y resaltes. Este barranco es una preciosidad sin duda. Uno de los más bonitos que he hecho y agradecido. Casi sin zonas muertas.


Un tobogán divertido nos espera con rebufo que te da la vuelta, supongo que con más caudal puede ser peligroso, ahora la mar de hilarante. Otro saltito de 8 metros después. Un pasamanos y al ultimo rapel, Veo a unos chavales saltar desde un resalte unos metros más abajo de la instalación. Los dos últimos saltan desde la misma. Lo he visto claro. Me acerco a una repisa junto a la cascada y voy a saltar justo por encima del chorro del agua unos metros más arriba, la recepción la haré donde rompe la tensión superficial aunque me lleve algo al fondo. No me lo pienso.... Pedazo de salto por dios!!!! En la entrada al agua la corriente me lleva abajo y me voltea un poco, me dejo hacer, toco el fondo y salgo de un fuerte empujón. Ha sido increíble!!!!!. Los demás bajan un poco con la cuerda y saltan desde la repisa como jabatos. Aupa ahi!!!


Y llegamos al premio gordo! El pedazo de cascada final y sus dos rápeles de 40 y 45 mts. Aunque no hemos visto a nadie, salvo en el salto, en todo el barranco, hay cola en este punto. Es la hora de comer y empezamos a tener un poco de frío mientras esperamos. Lo espantamos cantando y hablando con la gente, muy maja por cierto que espera. Y con algún mordisco de fuet ocasional. Ya teníamos ganas de darle otra vez a los barrancos!. En estos días de calor, donde tampoco nos apetece mucho madrugar, la actividad encaja como anillo al dedo.
Además en compañía de estos dos jabatos del buceo, espeleo, barrancos... da gusto ir y relajarse sabiendo que la gente que te acompaña sabe tanto o más que tú.


Ultimo arreón. Bajo yo primero por si la corriente es fuerte guiar un poco la recepción. No hace falta, aunque la cascada lleva agua es poca, y no hace mucha corriente. Precioso y disfrutón rápel, que es el primero de la temporada de envergadura, no está mal para empezar!
Bajamos todos sin problemas, con la adrenalina bien alta. El segundo nos espera, bajo yo de nuevo primero, volado casi desde la mitad hasta la recepción, vistas inmejorables. Precioso y poco comprometido, baja alejado del agua. Un verdadero placer. Ultima bajada del día para todos. Que bien lo hemos pasado y como nos hemos divertido. Barranco recomendable 100%, para hacer si tienes tiempo más de una vez por temporada.


Comida genial junto al río y cambio de valle. Hemos quedado con Alex y Ele (www.anayetvertical.com) para intercambiar experiencias. Nosotros los llevamos a un barranco de embergadura y ellos nos meterán en alguna vía. De paso por la noche cenamos con Bartolari y compañía para rematar la jornada.
Nos vemos por allí arriba!!!.

lunes, 8 de septiembre de 2014

Long way around. En moto por el norte de España.


" Es el viaje y no el destino lo que importa". T.S.Eliot.

Un año ha pasado de nuestra ultima "cabalgada" seria. Hemos decidido repetir aventura con las motos. Un poco del espiritu "easy rider" corre por nuestras venas. Tenemos una pequeña idea de donde queremos ir y hasta donde queremos llegar, pero vamos a ir improvisando por el camino según vayan pasando los días. El objetivo inicial, salir de Zaragoza hasta San Juan de Luz (cruzando por Roncesvalles) y desde allí seguir toda la costa hasta Finisterre. Iríamos hasta NY pero de momento las motos no son acuáticas.
Los guerreros del asfalto los mismos del año pasado, Manolo y Sandra en una custom al más puro estilo route 66 y nosotros con nuestras humildes flechas plateadas.


Dia 1: The begining
La aventura comienza preparando todo en casa, como siempre, cargando las motos y subiendo a cuarte a comer con los compañeros de viaje. Parada en el decathlon para comprar los últimos olvidos y rumbo a Huesca. La ruta de hoy es la siguiente. Zaragoza-Huesca-Ayerbe-Puente la Reina-Roncesvalles (todo por secundarias). Es maravilloso estar de nuevo sobre la moto, sentir el aire en la cara, hablar por los intercom. El paisaje de este clásico día motero es precioso, con los mallos, peña Ruaba, los pirineos al fondo... Un gozo para los sentidos. El camping genial, económico y cómodo y el patxaran casero de lujo. Comienza la peregrinación del Patxaran... La resaca del día siguiente también estuvo ahí, soy más falso para eso de beber. Hoy todo ha sido genial, y aunque hemos pasado un poco de calor ha valido la pena.

Día 2: De cuando la montaña se une al mar
El camino nos llevará  de Roncesvalles- San Jean de Pied de Port- San Juan de Luz- Irún-Orio. Para ponernos a tono, el puerto de pasada a Francia, donde nos cruzamos con muchos moteros y mucho caminante. Un sin fin de curvas y horquillas de todos los gustos con buen asfalto para calentar motores. Francia calurosa, aunque parezca mentira. Parada a comer y a San Juan de luz donde daremos un paseo y tomaremos unos helados, hace un bochorno que mata. La carretera de la costa hasta Irún de lo más bonito que he hecho, junto a los acantilados con las gaviotas volando a nuestro lado, una pasada. En Irún café y decidir donde dormir. Al final en el camping de Orio, junto al mar. Seguimos ruta. Un par de confusiones de GPS rodeando San Sebastian por la campiña y llegamos al camping. Montamos todo bien porque se está nublando. Cena junto al mar, barata, rica y con buena gente. Paseo por el rompeolas, Patxaran y comienza a llover. Ese maravilloso Txirimiri o calabobos. Menos mal que hemos montado todo bien. Dormimos como bebés bajo el repiqueteo en la tienda de las gotas.


Dia 3: Cuando el camino es belleza pura
El día amanece gris y lloviendo. Menuda nos espera. Desayunamos y nos chipiamos (termino Aragonés que significa calarse hasta los huesos) para recoger todo. La ropa más o menos está seca, pero la tienda y demás cosas empapadas. Cargamos el campamento, nos ponemos los trajes de lluvia y a recorrer kilometros. La ruta hoy es preciosa por toda la costa del Pais Vasco hasta Bilbao. Pararemos por Zarautz, Mutriko, Guetaria, Lekeitio, San Juan de Gaztelugatxe... una pasada. Hasta Mutriko lluvia de todos los colores, pero que deja ver el mar Cantábrico en todo su esplendor. Comilona muy barata en un bar local, que bien y por que poco!, junto al puerto. De repente salió el sol y hasta Bilbao pudimos regalarnos los sentidos con esa carretera de lo mejor de España. Parada en Gaztelugatxe (donde mi compi de trabajo y amigo se prometió hace unos meses con su chica) y seguimos del tirón hasta el centro de Bilbao, el Guggenheim con Pupi, la ría... Una compras rápidas y hasta la "frontera" con Santander. Mirámos para dormir. Vuelve a llover y tenemos que secar las cosas del día. Encontramos una casa rural en el valle de carranza, barata y con una pinta genial, Casa Aingeru. Está lejos y llevamos todo el día en la moto pero hacemos el esfuerzo. Llegar hasta allí una aventura. Está perdida de la mano de dios, la mujer que la gestiona nos recoge en un sitio, y poseída por el espíritu de Schumi arranca dirección a la casa, yo le intento mantener el ritmo para no perderla por caminos. Isabel, Manolo y Sandra se quedan atrás. Casi me voy en una curva pero llego a la casa y veo a estos pasar por otro camino. Bajo corriendo y gritando. Al final dando la vuelta la custom que pesa besa el suelo... Todos juntos en este encantador y mágico lugar, la casera marcha, nos dan de cenar abajo, en el pueblo, que no tenía pan para hacernos en casa. Estamos a punto de salir y nos llama de nuevo, "hay terneras en la carretera!"..."Que??"..."Vacas, oye vacas, tened cuidado". Jajajaja lo que faltaba. Bajamos preocupados por la vacas y nos sale un mastín del tamaño de una de ellas y casi tira a Isabel. Un poco más adelante 4 rumiantes taponan la carretera... Haciendo honor al dicho nos mira como "las vacas al tren". Y después de unos cuanto pitidos deciden marcharse. Una cena copiosa y barata y a dormir. Menudo día!.

Día 4: La Gopro entró en nuestras vidas
Nos levantamos muy muy descansados hoy va a ser una etapa rara al principio, es desandar lo hecho. Pero por el día y descansados nos parece precioso el valle de Carranza, un lugar para volver. Hasta la costa sencillo. Primera parada del día Santoña y sus famosas anchoas. Clavada que nos pegan por dos latitas, pero bueno había que hacerlo no?. Seguimos por la costa hasta Santander, haciendo kilómetros y disfrutando del día, soleado y cálido para variar. En las circunvalaciones mi GPS pierde el norte y damos más vueltas que un pirulo. Nos hemos calentado y vamos a comprarnos unas Gopro, si ese juguetito tonto que nos va a dar mucho juego a partir de ahora. (Entre esto y el dinero que nos gastamos en estas vacaciones se jodieron los Alpes estivales, pero iremos más adelante no lo dudeis). Comida basura por un día y rumbo a nuestro siguiente sitio para dormir. El camping Pechón (o tetón como le dijo alguno a su familia por teléfono), cerca de San Vicente de la Barquera. Hasta aquí la ruta maravillosa y para hacer. La costa cántabra y los pueblos son imprescindibles de ver. La zona de acampada es curiosa, sin parcelas, junto a los acantilados, en terrazas, y con acceso a una cala privada. Elegimos un sitio junto al mar, idílico, pero erróneo. Montamos todo, nosotros con mucho mimo montamos la tienda, algo me olía a lluvia. Manolo y Sandra hacen lo propio. Un toldo que hemos comprado sirve para guardar las cosas debajo, pero con las fundas chubasqueras sobre las alforjas y mochilas por si a caso... No me equivoqué. Mientras cenamos, bien pero no económico, se desata la galerna. Una lluvia y un aire huracanados como pocas veces he visto. Corremos a las tiendas pero llegamos calados. El toldo ha sido arrancado, apenas se aguanta de un cordino, así que lo desmonto y envuelvo las cosas con él. Salgo fuera de la tienda y reclavo alguna piqueta en modo "tormenta" y aseguro el doble techo con piedras, como en el monte. A Manolo y Sandra los oímos flipando en su tienda, que aguantó como una titana La noche fue una nueva experiencia asombrosa, el mar azotaba el acantilado con una fuerza bestial, el viento estuvo a punto varias veces de desmontar la tienda... Nos dormimos igualmente... Ha sido un día duro.


Dia 5: De cuando el mar se hace montaña
El día amanece despejado y calmo de nuevo. Hoy es día de buscar un sitio resguardado donde recuperarnos y secar las cosas. Hemos encontrado un buen hotel en Potes, barato, de moteros y casero. En la ruta hasta allí nos adentramos en picos de Europa. El paisaje cambia radicalmente, el agreste de las montañas nos saluda y nos invita a adentrarnos en sus secretos. Zona muy motera, precioso el desfiladero de la hermida. Al medio día estamos en nuestro destino. Cambiarnos y a darle al diente!!! Encontramos un restaurante increíblemente barato y con comida de la zona. Hasta arriba de Judias y de cachopos y de todo!! Increible. Siesta y cogemos las motos de nuevo. Al teleférico de fuentede a hacer un poco de turismo. Carretera preciosa. Vistas espectaculares desde arriba. Echamos unas risas haciendo algo de boulder en esa roca tan maravillosa y adherente. Tengo ganas de volver a escalar por aquí... Se nos hace casi de noche arriba. Bajamos como demonios hacia Potes y buscamos un sitio para cenar. Encontramos un lugar donde hacen las mejores hamburguesas caseras, con pan hecho por ellos... y las más económicas del mundo. Además de fondo buena música! Tapas de quesos, pimientos... Jornadas lúdico-gastronómicas. :) Noche de relax y tranquila para variar no está mal.


Dia 6: No todo debe ser moto
Nos levantamos relativamente pronto. Montamos todo en las motos con una precisión y una rapidez absoluta y tomamos rumbo al valle de Cabrales. De nuevo el desfiladero de la Hermida, con menos tráfico lo disfrutamos de lo lindo. Salvo un pequeño incidente con un Bus que no cabía en un cruce con un camión. Empezó a echar marcha atrás y nosotros ibamos cerca, no nos veía, yo reculé y salí hacia un lado pero Isabel que llega justillo al suelo para andar hacia atrás las pasó canutas. Fue un poco rollo coyote cuando intenta correr y no toca el suelo. En Panes tomamos camino de Arriondas, nuestro destino de hoy. Vamos a hacer el descenso del Sella en canoa!!!. La carretera hasta allí un ride increíble, de lo mejor que he hecho nunca. Buen asfalto, vistas preciosas, carretera sinuosa pero no demasiado técnica. Un lujo para el motero medio. Un placer para los sentidos. Llegamos al camping, contratamos las canoas y montamos el basecamo. Nos cambiamos y al río!!! 4 horas de remo, lleno de buen rollo, chiringuitos en cada meandro. Saltos. Risas. Calimocho colgando de las canoas. Fantástico. La compañía ayuda sin duda. 
Por la tarde una buena ducha y a buscar un sitio para cenar y cargar todos los aparatos electrónicos. Encontramos un bar de los de allí, de gente del pueblo y nos ponemos las botas de comer y de beber desde las 20.30h hasta las 23.30h, hasta guiñote no te digo más (Guiñote es un juego de cartas de Aragón parecido al tute)!! Sidra por el suelo, por la barra... queso de cabrales, más pimientos de padrón, ensalada megadóntica, huevos, calamares...más sidra. pacharán, gin tonic!! Tremendo como se come, se bebe y por que poco!!!! Estamos engañados por otros sitios. Como os podéis imaginar dormimos como bebés con el cansancio y el alpiste jajajajajaja.



Dia 7: Cuando la vuelta es sólo el principio
Y ha llegado el momento de volver. Todo lo hecho tiene que ser deshecho. Elegimos una ruta rápida pero diferente que nos llevará en poco más de 5 horas a casa. Autovía hasta el desvío hacia Burgos, de allí a Soria y de Soria a Calatayud. Buen camino, frío a ratos. Jugando con la camarita, algún problema con la gasolina, casi se nos acaba. Gracias a dios encontramos una gasolinera a tiempo! . Una buena comida en un bar de carretera típico y seguimos sin pausa. Alguna parada para la foto oficial, para tomar café... muchas risas como durante todo el viaje y por la noche de fiesta por Calatayud y sus fiestas de San Roque!!!. La traca fin de trayecto.



Sólo puedo recordar cosas fantásticas de estas vacaciones. Ha sido un viaje, como siempre para enmarcar. Aunque obviamente no llegamos a Finisterre valió la pena. Y en familia, porque con la familia todo es mejor y vosotros sois nuestra familia, Sres. de Marrone. Gracias a nuestros supporters Rubén, Iván y Beatriz por dejarnos alforjas, botas y ropa. Un poquito de vosotros siempre viaja de paquete en nuestras motos.
No todo va a ser montaña y de vez en cuando es necesario hacer cosas diferentes para desoxigenar. Disfrutamos de cada segundo en la carretera, en las cenas, de risas, de fiesta... Cada día es una aventura y cada aventura una experiencia inolvidable. Hagamos de nuestra vida un viaje inolvidable!.

martes, 2 de septiembre de 2014

Ascension a los Culfredas o Batuas (3034 mts, 3028 mts y 3032 mts)


" Mi familia mas que mi sangre, son el oxígeno de mi existir." María Suyapa.


Después de nuestro paso por Biadós, y de hablar y compartir historias con Nuria y sus amigos, se nos metió en la cabeza volver a hacer la cresta de Bachimala. Por otra parte, también teníamos muchas ganas de subir a nuestro sobrino David a hacer algo de monte de verdad. Es un fanático de la escalada deportiva, pero a hacer montaña hace tiempo que no sale. Esta navidades pasadas le cayeron unas botas de trekking y aún no las había podido estrenar en condiciones. Así que decidimos invitarlo a esta ascensión. Y convertirlo así en una actividad especial.
Dicho y hecho preparamos todas las cosas y salimos rumbo a Biados. La impresión de la GR no fue errónea, y son majísimos y muy competentes. Esta vez llegamos justos para cenar porque cerca, lo que se dice cerca no está de ninguna parte. Cena nutritiva y copiosa. Y a dormir. Nuestro sobri también es primerizo en esto y descubrió las comodidades de dormir con un oso cavernario a su lado jajajajajaja. Es lo que tiene la montaña, que está llena de plantígrados. Ya antes de dormir hemos decidido cambiar de planes e ir a intentar los Culfredas, que son más sencillos y nos parece una buena iniciación. La elección no pudo ser más correcta.

Imagen sacada de la lameteoqueviene! Gracias!.
Es la hora de despertarse, desayunamos también en el refugio y cogemos el coche dirección al plan de Tabernés (1740 mts). La pista es transitable, al menos con un coche alto como el nuestro. Supongo que con uno normal también porque sube la gente. En 30´ te plantas arriba. El refugio no guardado está decente y es una alternativa más económica y a pie de coche para pernoctar. Recordad el dejarlo cerrado que entran las vacas!!. Hace mucho frío a estas horas, así que no perdemos mucho tiempo con las preparaciones y salimos rumbo a la PR que viene del valle. Sólo hay que bajar hacia el río y cruzar un puente y ya cogemos una senda con marcas verdes y al poco rato de seguirlas la PR (amarillas y blancas).
Hasta la estación meteorológica un paseo. El tiempo no está muy bien, nubes constantes en cimas por la parte francesa. Cada vez estamos más seguros de haber tomado la decisión correcta al cambiar de planes. Una vez en esta pradera tomamos el desvío a nuestra mano izquierda y en franca subida nos internamos en un bosque. Las vacas y sobre todo los terneros hacen las delicias de Isabel en este tramo de la etapa, como le gustan estos bichos!!! Poco a poco, a un ritmo muy bueno vamos ganando altura. Cogemos agua de un barranco y seguimos nuestra ascensión sin prisa, pero sin pausa. El bosque se acaba y da paso a unas praderas expuestas al aire. No hace demasiado frío pero conviene abrigarse. En un resguardo paramos a almorzar algo. Un poco de energía para lo que nos queda. Las nubes siguen estancadas en la cara francesa, pero en nuestro lado todo sol.

Hacia el puerto de la Madera.
Un pequeño esfuerzo más y llegamos al puerto de la Madera (2525mts). La niebla nos engulle. No paramos, no hay nada que ver ni que hacer, seguimos ascendiendo esta vez por el lado francés, sendero muy marcado y sin perdida. Llegamos a la arista que lleva al primer premio del día, el pic de Cauarére o Punta Cabalera (2902 mts). Para nosotros adquiriría el nombre de Punta Turunta :). Aunque evidente, ya empieza a tener ambiente. Mucha piedra suelta pero bien marcada. Aunque en algún momento pierdas el camino siguiendo la arista siempre se vuelve a encontrar. Sin peligro y sin perdida.
Hacemos cima y David se encuentra cansado. Esto no es el tablero amigo!. No vemos nada en la cima, hay muchas nubes. Un trago de agua, un pequeño reposo y comenzamos la larga cresta. Primero se desciende a un plano y luego dos opciones. La arista con pasos como mucho de II o una senda que bordea alguna punta por la derecha hasta que acaba subiendo igual. Elegimos la segunda opción, nuestro sobrino está cansado de verdad. Gestionamos algún paso tonto sin más esfuerzo, cuando tiene que echar las manos se le notan las horas de entreno.


Unos cuantos esfuerzos más y hacemos cima en el primer Culfreda o pico de Batoua (3034 mts). Aunque fácil el hecho de no ver el objetivo hasta casi la cima le ha pasado factura al pequeño valiente. Está agotado pero se le ve feliz y orgulloso. Para ser el primero no es el más fácil.
Sorpresa, en la cima hay una pareja francesa, debieron subir por el otro lado siguiendo la HRP. Nos saludamos y enseguida marchan por donde hemos venido nosotros. Comemos frutos secos y orejones. Dejamos las mochilas y nos dirigimos a terminar la cresta. Muy fácil y sin dificultad aparente, en 15 minutos pisamos el Culfreda central (3028 mts) y 15 min despues el Culfreda NE (3032 mts). El regreso a la cima principal es rápido y seguro, vamos hablando y cantando. Incluso el nuevo montañero en ciernes. Otro poco de comida y de agua y a descender.

Uno de los pasitos de la cresta.
Hacia el Culfreda Central.
Summit!
Desandamos lo hecho, volvemos a remontar una subida hasta punta Turunta. Y superado este último repecho, continuamos bajando. En este momento, el pobre sobrino empezó a sufrir de lo lindo. Ya lo dice el dicho, la cima es sólo la mitad del camino. Poco a poco vamos perdiendo altura, terreno incómodo a tramos para bajar. Esfuerzo y sufrimiento. Montaña en estado puro. De vuelta al Puerto de la Madera vemos por un momento el valle de Riumajou al fondo. Pronto es engullido por la nubes de nuevo. Encontramos una zona al sol y resguardada un poco más abajo. Es momento de comer ese pedazo de bocadillo que hemos traído. Una curiosa marmota nos acompaña en los fastos, pero no quiere compartir los manjares que le ofrecemos, al menos no en nuestra presencia, es tímida. Reposamos y nos reímos mucho. La montaña es nuestro reino y aquí somos felices.

Bajando a Mordor
Es hora de ponernos en marcha de nuevo, descenso por sendero cómodo, sin dificultades. El motor de David hizo crack y casi no podía levantar las piernas al final. Pero canción tras canción que hasta él se anima a cantar, llegamos de nuevo al coche. Hemos acabado, y disfrutado cada paso de la actividad. Un día duro pero en nuestro terreno, donde somos realmente nosotros. David estamos orgullosos de ti, eres un titán y un estoico sufridor como buen montañero. Tienes mimbres, ojalá sepamos enseñarte el comienzo del camino y tu decidas seguirlo y disfrutarlo. Sólo el cielo es el límite.
Quizá, los que me sigáis a menudo estéis cansados de leer cuan felices somos aquí o que encantados estamos. Pero para ser honestos, es la verdad. Y espero que estos trazos de alegría os lleguen algo a vosotros y por un momento esbocéis una sonrisa. De cada historia, de cada aventura, formáis parte en mayor o menor medida y espero que así siga siendo.
Un saludo y nos vemos por ahí arriba.